martes, 27 de noviembre de 2012

Mi hermana, mi tesoro.


                                                                                                                                   Diciembre, 2005. 


Una tarde se encontraba una mochuela cabeza loca de casi 15 años (estaba a puntito de cumplirlos) esclafada en una descarriada silla giratoria que ya no giraba y de respaldo inestable, buscando por la red fotos de caballos en calidad HD. Tras un rato de muchos clicks, se fue a topar con una web llamada todocaballos.com, le llamó la atención el diseño y ooh my god!! aquel caballo en pleno galope que tenía en la portada!! <3 así que se puso a husmear por aquel lugar hasta dar con el álbum fotográfico y sí, fue foto por foto leyendo las descripciones, observando los e-mail de los contactos por si alguno tenía su edad y era afín a ella. Hasta que dio con el dibujo de un bello unicornio encabritado.


AriaDna**. Así se llamaba aquella mallorquina de 13 años de aspecto reservado y mirada desconfiada. Claro que, antes de dar con ella, fui a hablar con una de sus primas y ¡¡madre mía qué carácter !! De un rancio que daban ganas de mandarla a freír puñetas. Decepcionada por su trato tan poco amigable, estaba a punto de eliminarla del MSN cuando,de pronto, alguien me saludó preguntando quién era..¡¡en la misma ventanita!! Aún pensando que esa niña estaba mal de la chota y/o bien me estaba tomando el pelo o tenía memoria a corto plazo, le contesté de nuevo como si no hubiera pasado nada. A la segunda, va la vencida. Una grata sorpresa. 
Ésta fue la individua que me presentó así sin ton ni son, como si fuera lo más normal del mundo, al que sería mi..mi..osito. ¿Las razones que le llevaron a eso? Se desconocen, ni ella lo sabe aunque afirma que fue un mero impulso, simplemente le dio por ahí. Y de algún modo entre mi particular culebrón y el de ella, sííí pimpollicos, con 13 años y un novio...un tanto perturbado O.O" si ya te digo yo que está zagala le pega a tó!! xDDD Es broma, Nana!! ;) Ejeeem..fifty-fifty ^^ Reconoce que entre su afición por los arácnidos y demás asquerosos bichos, sus constantes rifirrafes con la ley, su sagrada pasión por la Semana Santa y sus continuas charlas extrañas por no hablar de sus constantes paranoias, con cuatro pelos en el cabezón, frente para escribir la historia de España y unos ojos de topillo que no inspiraban confianza, era toda una joyica de chaval. ¿Lo veremos algún día aparecer en Mujeres y Hombres y Viceversa? o ¿ en Granjero Busca Esposa? Jijijijiji.


Eee...ya me he ido por las ramas. Estaba diciendo que de algún modo entre tanto culebrón, nació una fuerte amistad que a día de hoy se mantiene perenne y ojalá perdure. Tuvimos nuestras peleas, nuestros piques, discusiones gordas, momentos épicos, carcajadas de todos los tipos: ahogadas por una almohada, estridentes, demoníacas,etc, risas rozando la demencia, paranoias innombrables, reflexiones a altas horas de la madrugada, conversaciones que parecíamos auténticas licenciadas en Filosofía (Aaay San Agustín que Hostia Santa te vas a comer!!). Y que hablar, de esa larga temporada en la que te llamaba casi todos los días al móvil y nos tirábamos lo menos hablando una hora y pico, con el cotilla de mi hermano Chinchilla sintonizando la parabólica y las advertencias de mi madre regañándome para colgar de una vez. Palidecía cada vez que venía la factura pero seguía en las mismas. 

Famosas eran nuestras conversaciones cuando nos juntábamos las dos parejitas, aquellos momentos trío del perturbado, tú y yo que se armaba cada una que era para darnos a cada uno un premio Nobel al más tonto. ¿Te acuerdas de aquella vez que conocimos al hermano de mi osito? Recuerdo que te dije (¡¿¡¿pero por qué diablos no tendré la misma memoria para los estudios?!?!) que no le dijeras nada sobre mí y en cuanto tuviste la oportunidad, lo desconcertaste un  poco y soltaste la bomba...y yo me eché las manos a la cabeza. Irónicamente, cuando Alberto apareció en escena es cuando empezaron las cosas a torcerse. No faltaba el perturbado metiendo baza siempre en todo y todavía dice que por qué le guardo rencor. No digamos cuando conocí al "Dj Devil" creo que se hacía llamar así, de Alicante y tuve el rollo raro con él que se jodió todo, tú montaste en cólera y diste la cara por mí, el perturbado pegando zambombazos por el MSN y mi ex-osito amenazándolo con rajarlo. Pero aún así, todo cambió, nada volvió a ser como antes.  Momento micaballo.com, conocimos a Mery, en principio le tenía ojeriza y celos por la que liaba aquel maldito osito ligón por aquellos lares a rebosar de niñas creídas y resultó ser una pieza importante en nuestras vidas, una buenísima amistad que el tiempo se llevó pero con la que pasamos momentos inolvidables.


Aquella grandiosa conversación en la que conociste a la sis y la conexión que se produjo en ese instante.
El día en que nos dio por agenciarnos un arma letal. La violenta de Merceditas apostando por una katana, tú no quedándote atrás te decidiste por un afilado cuchillo jamonero en plan asesina psicópata de serie B y por último, yo, la más inofensiva de las tres, confiada en un par de macetas con geranios. Cómo olvidar míticas conversaciones messengeras en las que se tocaban todo tipo de temas, trascendentales, estúpidos, paranoicos. Otra más que desertó pero en esta ocasión, por propia voluntad.


 
            No te gusta nada pero si echamos un leve vistazo hacia atrás, podemos observar lo muchísimo que ha llovido desde entonces. Innumerables personas se cruzaron en nuestro camino, la gran mayoría se marchó por donde vino y tú, un buen día de vacaciones de Navidad te cruzaste en mi sendero pedregoso y aquí sigues, a mi lado. Está comprobado que la distancia no supone un problema, que las mejores amistades no siempre son las personas que tienes cerca y que uno puede, perfectamente, cruzar el mar Mediterráneo en una barca hinchable tuneada con pegatinas del Piponazo y un par de remos de plástico "Made in China" para ver a la persona que despierta una sonrisa en ti cuando la recuerdas. Nunca lo hemos probado, pero ni falta que nos hace, ¿verdad?. Se sabe que está científicamente aprobado por las 3E.M.E.S. Bueno, ahora 2, pero no importa, una se nos ahogó en la prueba de embarque...y qué? ¡¡Desconocíamos que no sabía nadar!!


Hoy cumples 20 años. Todavía es la maldita hora que no he podido asistir a ningún cumple tuyo desde que nos conocemos. Nueve años y aún estamos a dos velas sin vernos ni un mísero pelo. Rectifico: tú nunca llegaste a convertirte en porta velas pero bien que yo digievolucioné a candelabro con función de perchero en días fríos. La suerte que tuve es que con un osito gominola he tenido suficiente pero aquí la amiga ha salido con varios de los enanos de Blancanieves...versión pesadilla porque ninguno de ellos era calvo salvo Mudito y los tuyos presumían de labia aunque no de vocabulario abundante. Me recuerdas a Pichón, otro chinchorro cegato como tú JAJAJAJAJAJAJAJAJA. Curioso, en estos instantes, estoy cumpliendo con lo que habíamos hablado esta tarde: " Es feo y te jodes", " Claaaro, seguramente me dirás tales sabias palabritas que me hundirás y tú seguirás mostrándote igual de impasible y a los demás que nos zurzan". Pues sí. La diferencia es que no lo hago para ofenderte, sabes que soy así de puñetera y sí, me devuelven la moneda y reacciono encabronándome, soy así de especial. Si te sirve de consuelo, suelo hacerlo con casi todo el mundo, lo que ocurre es que Pichón, como QUISQUILLOSO que es, llega un punto en que ya se pone tonto el nene y me tengo que morder la lengua porque en el fondo, fondo, a mano derecha, en una chiquiesquina le quiero mucho y claro, no me gustaría que se enfurruñase porque...¡¡oiga usted!! tiene unos brotes que porque no puedo bufar como los gatos que sinoooo...Además, es un rencoroso de cuidado. No obstante, me libro porque soy su pichón mimado  (^_^) (casi siempre..es un tanto bipolar el chiquillo).


¿SABES QUÉ?

Eres la hermana que nunca he tenido. Podré haber tenido buenas amigas pero jamás alcanzaron el grado de afinidad que siento contigo. Para más inri aquellas a las que un día, brindé mi confianza acabaron clavándome una estaca por la espalda o simplemente, decidieron que yo ya carecía de importancia en sus vidas y se largaron por la puerta pequeña de Imaginarium y sin decir ni santa palabra. Pero tú no.
Tú, a pesar del tiempo y la distancia, sigues siendo un pilar fundamental en mi existencia. No sé cómo te las apañas pero aguantas mi temperamento sin pestañear, quizás porque eres igual de salvaje e impulsiva que yo. 
¿Similitudes? Somos el reflejo de la otra. Lo único que, of course!, tengo mejor gusto que tú en cuanto a raza masculina...por eso estoy sola JAJAJA ná, si lo estoy es porque soy de una exquisitez exótica que ésta decadente sociedad no sabe apreciar.  
Sin embargo, te admiro más de lo que te piensas. La fortaleza tan característica que empleas en todos los ámbitos de tu vida. El saber estar en momentos que lo precisan. Esa simpatía con la que conectas con las personas. Por no hablar de esa alma tan pura que nadie salvo los animales perciben al  reflejarse en tu mirada. La madurez con la que enfrentas esta etapa de inestabilidad. Perspicaz, no te fías de primeras. 
Careces de fuerza de voluntad y eres una perezosa. Tenemos serios trastornos mentales ¿Recuerdas la vez que te mandé al cementerio a que comprobaras ciertos asuntos, verdad? Y se te hizo de noche con un acojone que, seguramente, te estarías acordando de mí y en la bendita hora en la que se te ocurrió hacerme caso.
Ojalá pronto mejore la situación. Ojalá pronto sientas el calor de un hogar estable, retomando tus estudios, sumergiéndote en tu pasión cada fin de semana, realizando sueños que hasta ahora no estaban a tu alcance. Sinceramente, ojalá la vida te brinde esas oportunidades tan anheladas y tenga la fortuna de poder estar disfrutándolo contigo. 


Y no te preocupes, conseguiré llevarte de excursión nocturna, aunque sea con tu madre, la prole y el Señor Cloroformo al Sanatorio de Sierra Espuña. Al igual, que me zamparé una buena ensaimada nada más poner un pie en la isla y recorreremos juntas todos los cementerios habidos y por haber de Mallorca. Conoceremos dioses del surf y con un poco de suerte conseguiré meter a uno de ellos en la maleta. Daremos largos paseos montadas en corceles descubriendo la belleza mediterránea de tu tierra. Y de seguro, volveremos a aquel puertecito de aguas cristalinas y escasa profundidad. Conseguiré aficionarte al buceo y a las motos acuáticas. Y, finalmente, podré llevarme mi preciado capazo a rebosar de piedras y conchas marinas. 


(Vale, no será surfista o sí, la verdad no lo sé pero me vale igual :3)


Llegado a este punto, no hace falta que te diga nada más. Intentaré enviarte los regalines antes del Fin del Mundo pero no te aseguro nada, ya me conoces. Aunque queda una cosa y es:

GRACIAS. INFINITAS GRACIAS.



HAPPY BIRTHDAY NANA!!

** Tuvo que pasar un par de años para saber que se llamaba Ariana y no Ariadna.

sábado, 24 de noviembre de 2012

Susurrándole al viento.



Sigues latente en mí.


Fui a dar contigo en una época de pleno auge de hormonas revolucionadas, de inseguridades, de radicales impulsos que traían sólo problemas. Me encontraba en medio de un vórtice de sentimientos contradictorios mas yo todavía seguía confiando ciegamente en las personas, seguía intentando ser aceptada por "la clase VIP" algo que llevaba haciéndolo ¿desde siempre?  Creía que adentrándome en su exclusivo grupo podría convertirme en alguien, no la ama suprema del universo sino ser una más, que siempre contaran conmigo para cualquier cosa que necesitasen o apuntarme a cualquier bombardeo. En definitiva, quería ser una de las denominadas "populares", sí, aquellas viles individuas que tan famosas son en películas americanas de adolescentes, la historia no varía mucho, la verdad. Aspiraba a ser perfecta, a que me admirasen y los chicos me tuvieran en cuenta como alguien y no como un algo siendo únicamente objeto de crueles burlas.

Yo, por aquel entonces, tenía mi grupillo...de pringadas, porque eso es lo que eramos: el último eslabón y no nos caía nada bueno. En mis desesperados intentos por ser una víbora, no podía evitar hacer daño a alguna de ellas...o a todas,. Y no me estoy refiriendo a agredirlas físicamente sino en el ámbito de la confianza yo dejaba mucho que desear, pero sinceramente no me daba ni cuenta, estaba cegada, no sabía quién era, quién tenía que ser o en quién podía confiar porque una cosa es segura, mis queridas amistades podrían tener pinta de santas pero nada que ver con la realidad, en cierto modo compartíamos varias similitudes. Excepto María.  Ella era toda inocencia, pasaba desapercibida para todos y jamás se metía en problemas, de algún modo la respetaban, quiero decir, la ignoraban pero no era una diana para ellos. De esa manera, ella vivía su vida y mira tú por donde, ahí está brillando. Es digna de admiración, me alegro mucho de que todo le vaya genial.

Bueno pues lo que iba diciendo, eso era una jungla, no un colegio, la ley del más fuerte/cabrón/hijodeputa era sagrada y predominaba sobre todas las demás que hablaban sobre el respeto, el compañerismo, la igualdad...y mierdas varias que allí eran totalmente inexistentes. A menos que se tratase de lamerle el culo a los profesores, ahí cambiaban las tornas y se volvían unos angelitos.

A ti te conocí en medio de esa hecatombe y en el fondo, lo agradezco aunque me arrepienta de haberte abierto las puertas de par en par y dejarte entrar en mi vida con esa facilidad que,  por aquel entonces, era propia de mí. Fuiste un tremendo error pero de lo que no me cabe duda es de que fuiste toda una lección, un aprendizaje, una experiencia. El cielo sabe el amor que te tenía,  cuánto te necesité y nunca estuviste, que sufrí por ti más de lo que me hubiera gustado tratándose de la relación que era, a pesar de todo, fuiste el primero que viste lo especial que había en mí (hablo en pasado porque lo que una vez alguien vio, se esfumó). El único que supo cómo conquistarme y derribar el muro que me mantenía separada y protegida del maldito mundo y sus estúpidas normas sociales. No obstante y como siempre ocurre cuando uno siente mariposillas en el estómago, termina perdiendo del todo la cabeza, haciendo estupideces "por amor" y demás idioteces que te meten en cada una que cuando te han roto el corazón y vuelves a la realidad te das coscorrones en la pared a la vez que te acuerdas de toda su familia.

Contigo descubrí una vía de escape que me permitía relajarme, una música que anteriormente  había escuchado pero no prestado atención y ahí fue cuando aprendí a escuchar, a poner el oído en vez de la oreja, a dejarme llevar por las melodías, por el sentido de sus palabras, engullendome en su poesía. Curiosamente, ése fue el período en que empecé a revelarme contra todo bicho, contra todo,supongo que de alguna manera tú habías influido y bastante en eso pero, por una vez,  tu influencia me vendría de perlas. Te quería y me hacías fuerte, sabía que, en el caso de que yo me cayese, tú estarías allí y por un tiempo, a tu manera, cumpliste. Sin embargo, eras persona que influía y que te influían y dada la edad que teníamos, era ridículamente fácil caer en tentaciones insanas. Sorprendentemente aún así, me negaba a dejarte, quería estar contigo, a tu lado a ser posible(cosa prácticamente imposible) y aguanté todos tus desatinos y tus idas y venidas. En fin, nadie dijo que la condenada edad del pavo era fácil de llevar.

Era tierna, cariñosa y romántica, no pecaba de pastelosa pero sí soñaba con un cuento de hadas, corcel incluido y perdices excluidas. Si antaño me llega a ver Pichón así se caería muerto al suelo, después resucitaría por no creer lo que veían sus ojos, volvería a comprobarlo y de nuevo, se iría redondo al suelo. En el fondo, tiene su gracia el dichoso asunto.

Irónicamente, yo te buscaba, anhelaba un príncipe con tus mismas cualidades físicas aunque hubiera deseado que tuvieras el cerebro desarrollado en el cogote y no en la punta del nabo como realmente lo tenías. Aún con toda la odisea que me hiciste pasar, llegaste a ser alguien muuuy importante para mí y aunque te guardo un profundo resentimiento dada mi naturaleza rencorosa, no puedo arrancar de cuajo la pequeña espina que todavía me mantiene, en cierto modo, unida a ti. No te quiero en mi vida, lo tengo claro.No obstante,  me siento intranquila, tengo que dejarte ir como recuerdo que eres pero no sin antes saber una cosa.  Una parte de mí aún indaga deseando encontrarte pero en la distancia, únicamente para cerciorarse de que estas bien, de que aún tienes la cabeza encima de los hombros porque, yo seré gafe pero lo tuyo con el infortunio no tiene nombre.

No tengo remedio, con todo el daño y problemas que me has causado, con el rencor que aún te guardo todavía, inconscientemente, me preocupo por ti. No te deseo ningún mal, a ti no. Que el mundo diga lo que quiera, pero fuiste el primero que rompió todos mis esquemas, que me enseñó a amar pero también a levantarme del desengaño y descubrir una parte que yacía escondida en mi interior. Gracias por poner tu granito de arena en mi existencia.


                                                                Espero que la vida te enseñe o te este enseñando a ser dueño de ti mismo y seas responsable de las consecuencias de tus actos.  
Sobre todo, sé feliz. 



jueves, 15 de noviembre de 2012

No tropecé, caí sentada en aquella condenada piedra.



El tiempo no supone la curación de las heridas. La sanación de dichas cicatrices depende de la actitud de la persona, de la motivación que le ponga para unir los puntos sin posibilidad de supura en el mañana.  La inercia de dejar pasar los días, semanas, meses intentando olvidar lo ocurrido, por definición, deberían disolvernos el mal sabor de boca y aunque no borre el recuerdo, elimina en mayor o menor parte el dolor lacerado que te oprime las entrañas.
Muchas, demasiadas personas inconscientemente en vez de cerrar la puerta de un portazo con llave, la dejan entreabierta porque no terminan de creerse lo que han visto y mantienen aunque sea, una ínfima esperanza en poder cambiar las cosas. Craso error.

¿Qué te hace pensar que dándole un giro de 180º a la situación acomodándola a tu gusto podrá volver a ser lo que antaño era? Nada es hoy lo que ayer fue.

lunes, 5 de noviembre de 2012

Navegando en recuerdos con sabor a tiempo.




Lo reconozco: fui egoísta. Sí, no quería salir horrible en las fotos al igual que tampoco quería hacer el ridículo al no tener ni la más mínima idea de cómo andar con tacones. No quería quedarme en el hotel cutre pero caro. No, no me hacía ilusión enfundarme en el vestido ni maquillarme, aunque esto último era más que nada porque no tenía ni remota idea de cómo hacerlo. Íbamos hipermegajustísimos de money y había que ajustarse el cinturón hasta el cuello lo menos. Así pues, me negué en redondo a asistir, ya hacíamos suficiente esfuerzo en ir 4, el quinto no se le iba a echar en falta. Nunca me he sentido cómoda yendo como una princesa XL de cuento de esas que jamás protagonizaron dicha fábula y las que Disney evita a conciencia sabiendo que son todo lo opuesto al convencional canon de belleza. En resumen, donde no hay, no se puede sacar.

Aclarado esto, comencemos:

Es mi familia, es mi primo. Claro que desde hace unos años no se le ve muy a menudo el cabezón, tampoco se puede decir que haya puesto interés en reunirnos. Puedes estar orgullosa de lo que has conseguido con tus rollos raros, querida prima. Menos mal que decidiste abandonar la carrera de Psicología en el último curso, a solo una asignatura de conseguir la Licenciatura porque si no más vale que dios tenga en su gloria a los que serían tus futuros clientes.

Tendría que haber ido. Debería haber ido.  ¡Era el día de su boda! A uno le gustaría compartir ese maravilloso días con sus familiares más allegados y amigos íntimos deseándole buena suerte en su nueva vida. No obstante, algo tuvo que hacer mal para que sólo unos pocos fueran con buena voluntad y otros tantos, con la mosca detrás de la oreja pero esforzándose por cambiar las cosas y empezar de cero. Yo no quería falsedad ni miradas desdeñosas. Quería ver un clan de vuelta unido, feliz sin rencor ni malas intenciones. Por lo que me contaron no estuvo tan mal como hubiera cabido esperar, es más estuvo genial, buen ambiente, muchas risas y atisbos de renovada complicidad. Sí, bueno ¡bien podrían estar fingiendo!. No puedo evitar mostrarme escéptica a la par que desconfiada.
Lo que sí añoro muchísimo son esos adorables tiempos de unión, la seguridad de poder contar siempre con su mano, las miradas cómplices que revelaban lo que la boca no decía, carcajadas sonoras que te provocaban ataques de tos, atardeceres embadurnados de arena y lodo con alguna que otra picadura de medusa oliendo ligeramente a After Bite. La primera vez que me monté en una piragua y me colé dentro sin poder salir después al encasquetarme de mala forma. Las veces que nos quedamos atrapados en el Mar Menor cerca de la Isla del Ciervo con el patín y tuvimos que bajarnos a empujarle sin perder la chancla en el camino o tener que comprarnos otras en el primer puesto que pilláramos porque se le había salido la goma o terminado de desmenuzar. Cuando nos escondíamos en el pequeño trastero entre la lavadora y el tendedero y había que tirarse una vida para dar con nosotros así como aquellas veces en que nos disputábamos los juguetes corriendo veloces hacia el armarito del patio e intentando coger la caja de detergente que contenía lo que buscábamos. No, no nos esnifamos el detergente ¬¬. Solo que mi tía en vez de tirar las cajas, guardaba los trastos en ellas.

Pff, recuerdos son. Hacerse mayor no necesariamente implica dejar aquellas buenas costumbres de lado, lo malo es que por unas cosas u otras lo vas dejando y cuando quieres darte cuenta todo ha cambiado y cada uno hace su vida por otro lado.

¿Volveremos a reír como niños?
¿Algún día dejaremos nuestras diferencias en un rincón y volveremos a ser la familia que éramos antaño?No pido que todo sea igual que antes, tan gilipollas no soy, sin embargo, no me gustaría perder aquella familiaridad que tanto nos caracterizaba.

En fin, en todas las familias se cuecen habas. En la mía, por lo visto, michirones.

viernes, 2 de noviembre de 2012

Danzando con las estrellas.



Quisiera poder recitarte mi esencia en verso.
Quisiera poder oír tu voz latir suavemente en mi oído.
Quisiera observar la belleza hipnótica de tu mirada reflejada en la mía.
Quisiera sentir tu presencia sin tu ausencia.

Recuerdos escurridizos, déjà vu que dejan sin aliento, retazos de algo ya vivido aunque no recordado. Difícil explicar la extraña sensación que le invade en ciertos momentos al experimentar reflejos de algo tan conocido como desconocido. Lo siente, lo reconoce pero su memoria no registra tal hecho.
Voces serenas que calman la tempestad y desvanecen la bruma que la atrapa. Susurros de libertad que acompañan al viento revolviendo sus rizados cabellos, esclareciendo pequeños fragmentos de luz que a diario se le escapan. Un atardecer empaña la añoranza en su mirada, su cuerpo ya acostumbrado al desasosiego refuerza su consistencia y lágrimas heladas que permanecían a la espera de desembocar como nimios riachuelos cruzando un desierto, se evaporan de inmediato.

Ella es muy suya.

domingo, 2 de septiembre de 2012

Magnífico pastelón de mierda.



Oh, mierda. 

Lunes 3 Septiembre 2012.

Y aquí estoy a las 2:22h de la madrugada temblando y no de emoción. Sólo de pensar que a las 8:30h comienzo el primer examen que todavía no sé si es de Matemáticas o de FyQ se me ponen los pelos como escarpias y los ojos vidriosos. ¡¡Acojonaica que estoy, ostis!!

En fin.

Adiós Selectividad. Adiós Uni. Adiós Grado de Veterinaria. ¡¡Nos veremos las caras en Junio 2013!! Eso si no me ahogan o me cuelgan o me sueltan una samanta a palos esta semana. Siempre he comentado y advertido y no a la ligera que como alguien, da igual quien sea, me levante la mano, le hundo. 

Mami, siento haberte fallado de nuevo. Por quinta vez. Cinco años cumplo de retraso. Dejé que los energúmenos que me quitaron las ganas de vivir pasaran por mi lado, avanzaran, disfrutaran, progresaran y construyeran su futuro, mientras que yo me resigné y continué (sobre)viviendo con la cabeza gacha. Pero te prometo y a mi ángel pongo por testigo que tu estrella estrellada renacerá rompiendo las cadenas que un día le hicieron presa de la agonía y la resignación. 

                                                                 Prometido. 

PD. Maldito teclado. En vez de escribir parece que estoy lanzando granadas. 



martes, 14 de agosto de 2012

Fuera de cobertura.


45ºC

Un ventilador expulsando aire caliente, el ambiente viciado y una asfixia impertinente.
Todo tu cuerpo recubierto de un pegajoso sudor que te crispa los nervios porque por más que te duches o metas la cabeza debajo del chorro de la ducha, el agua se evapora cual charca en un desierto.
Encerrada, tanto en casa como en mi escabrosa mente, dejo de ver el sentido de las cosas, de la vida. Me levanto todas las mañanas, con una sensación imperturbable de malestar y un humor apático e irascible. La culpabilidad sumada a la pérdida de años, aprisiona mis entrañas y la angustia se adueña de mi ser. Volvería a renacer si pudiera, me es totalmente indiferente los cambios drásticos que supondría mi decisión, total, para lo que vivo no merece la pena estar gastando energías y tiempo, si después los errores prevalecen y vuelvo a recaer presa de mi misma.

Amanece, llega el día, atardece, anochece y cae la noche y aquí sigo, esperando sin esperar nada, mirando sin ver, pensando en tantos problemas que me mareo y me entran ganas de vomitar de pura y dura ansiedad. Mi tormento crece conforme pasan los días en el calendario, no puedo decir que este preparada, de hecho, tengo el horrible presentimiento de que se me echara toda la mierda encima, de nuevo, como de costumbre, como lleva pasando desde hace tanto que hasta me cuesta recordar. Me lo he buscado, a pulso se podría decir pero hay otras tantas cosas que nunca debieron ocurrir y sin embargo, ocurrieron y repetidas veces además, por si no hubiera sido suficiente con la primera vez.

Uno de mis grandes temas de interés es el esoterismo y demás raíces que conlleva. Me veo obligada a tirar de Internet cada vez que quiero averiguar algo pues no encuentro un maldito libro de confianza sobre dicho tema. Como en la red, hay tropecientos libros dedicados a eso pero uno nunca llega a saber establecer los límites entre la realidad y la ficción. ¿Tiendas? Pocas y engañabobos por definición, al menos con las que he tenido el "gusto" de toparme. ¿Cómo es posible que la magia este vinculada a "Dios" si éste promulgaba la caza y quema de toda persona que se dedicara a dicha ciencia oculta pues lo consideraba un acto puramente demoníaco? Me enerva, de verdad. La era de la información y con ella, toda clase de tonterías y trolas como catedrales. Tanta tecnología pero ninguna te puede llenar y satisfacer como lo haría un libro. Y hablando de ellos, cuan difícil es dar con ellos cuando se trata de temas que la red puede colorear y redefinir como quiere. Pues bien, volviendo al meollo del asunto, que me enrollo más que las persianas, se me ocurre la ingeniosa idea de buscar en la quiromancia, la lectura de mi mano y al igual que me suele ocurrir con más frecuencia de la que me gustaría en la interpretación de sueños, por más que me esfuerzo en buscar lo creíble entre tanta historia rara, me encuentro con lo que parece una desgracia maldita.

No sé que he hecho a lo largo de mi vida para que semejante tanda de infortunios me señalen a mí como la portadora, no me lo explico. La información podría ser falsa perfectamente pero  si contactas con un especialista - de esos que tanto pululan por los reversos de las revistas ofreciendo su sonrisa más encantadora de falso profesional -  tienes las mismas, sólo que esta vez tienes que ofrecer servidumbre eterna para poder pagar semejante factura para cuatro palabras memorizadas llenas de falsas esperanzas que pretenden endulzar tus oídos inquietos. Habría que ser extraordinariamente ingenuo para tragarse las burradas que dice esa gentuza. En mi opinión, las personas poseedoras realmente de ese don y sabedoras de su naturaleza, tienen buenas intenciones y piden (o no) sólo la voluntad.

Total, que como bien es sabido, la mala suerte esta de mi parte, su otra cara por lo visto, en mi caso, se extinguió como la llama de una cerilla...que nunca llegó a prenderse. La gente, tiene por costumbre afirmar que la buena suerte se la busca uno mismo...sinceramente, me parece una exagerada estupidez. No creo en supersticiones, al menos no en las que son claramente ficticias, cada uno tenemos nuestro punto de vista pero sí que creo en la adversidad porque he crecido en ella. En mi familia, conocemos los chispazos de felicidad en las pequeñas cosas, en los detalles. Somos un clan humilde y honrado que, como no podía ser de otro modo, llevamos la hecatombe encima de nuestra chepa como si formara parte de nosotros. Otra injusticia más.
Algunos pensarán que no tengo derecho a quejarme pues otras familias o personas están mucho peores que yo, pues bien sí que tengo derecho mas te invito a que te calces mis zapatos un instante para saber cómo ha sido y es nuestra existencia y así, podrás juzgar a gusto. Porque eso es lo que hace constantemente el ser humano: juzgar sin conocer. Y ya noto el ramalazo de ira así que opto por dejar el tema, que cada uno se ocupe de su vida y nos deje a los demás tranquilos.

En resumen, me encuentro desmoralizada, no derrotada pero sí resignada. Mi aversión hacia el ser humano crece a un ritmo incesante pues todos los días tiene algo con lo que alimentarse, demasiado diría yo, a este paso se va a poner igual de caricaturesco que yo. No tengo ganas especialmente de socializar con el personal pues huelo a distancia sus respuestas inútiles y sinceramente, paso de calentarme más la cabeza pensando en cómo caer bien a la gente si la clave esencial de una amistad verdadera es aceptar uno mismo tal cual es y si empiezo fingiendo lo que no soy para ser "reconocida en sociedad" me puedo imaginar cómo terminará el asunto.
No necesito falsos amigos para no sentirme sola. La soledad es parte de mi naturaleza y me siento cómoda en ella.

NOTA. No voy a perder el tiempo en ser yo misma pues soy de personalidad compleja con un carácter que abrumaría hasta al más pacífico y realmente, aunque no soy una zorra encabronada rompe-culos, me es verdaderamente difícil encontrar alguien afín a mí.

jueves, 12 de julio de 2012

Las apariencias engañan.



Instintivamente sabía que acabaría ocurriendo. Y ocurrió.
No sé de qué me sorprendo aún. Llevaba días sintiendo que aquello iba a ser todo un golpe de Estado. No lo fue pero porque yo me negué a entrar en el el ruedo. No obstante, jamás olvido y ésta te la guardo.
Dudo mucho que pudiera haber acabado de otra manera. No es mi estilo. Mi historial se guía por referencias prácticamente clonadas. Salvo alguna que otra variación de ínfima importancia, la historia se repite como si se tratase de una única melodía.
Habiendo tantas como hay ( o eso afirman los "sabios") sigo mostrándome escéptica al comprobar que siempre me toca el mismo ritmo decadente y sin gracia. Su función es idéntica a lo que hace un oasis en medio de un desierto, te hace creer que tienes una nueva oportunidad y en realidad, sigues enfrascado en la misma fatídica rutina de siempre.

No voy a negar que dolió como cualquier otra decepción, supongo. Por alguna extraña y maldita razón creía que esta vez las cosas serían diferentes, al menos en el ámbito de la amistad pero una vez más, me di con un canto en los dientes. Aún no logro unir las piezas pues muchas no me cuadran de ninguna de las maneras y no deja de ser algo...chocante.
Pero bueno lo importante es que me di cuenta, no a tiempo, pero fue más liviano de llevar al estar ya acostumbrada a ese trato aunque en esta ocasión, el resultado de mi reacción ha sido totalmente insólito: no siento ningún sentimiento maligno, no tengo especialmente ganas de darle donde más le duela ni vengarme ni darle una pasá a palos. Claro que le guardo rencor pero no tanto como me imaginaba ya que como he dicho anteriormente, me lo temía.

Lo que sí me ha quedado cristalino es que online no puedes encontrar absolutamente nadie afín a ti y con buenas intenciones, menos si se trata de chats y mierdas de esas. Las redes sociales tampoco les veo una buena opción por no hablar de las relaciones a distancia, que la mayoría suelen acabar como el rosario de la aurora después de estar un tiempo dando más vueltas que un molino.

jueves, 28 de junio de 2012

La Caja de Pandora.




Ha llegado el momento de cerrar y enterrar fuera del recuerdo, la caja de los truenos.
He perdido un ciclo vital de mi vida en un chasquido de dedos, tantos errores, unos nuevos, otros más repetidos que el ajo, tantas caídas, derrotas, berrinches, altibajos, discusiones sin motivo alguno, gritos que explotan en la cara menos deseada, ira incesante y atronadora, oscuridad asfixiante, descontrol sin control, nervios que entran y salen  por su cuenta, odio moribundo, soledad cautivadora...tristeza encarnada en agonía y añoranza.

Tengo 21 años y he desperdiciado inconscientemente 10 de ellos, 10 valiosísimos años de mi existencia. Una década tan decisiva como arrolladora. En teoría, yo debería haber sido el capitán de mi barco, en realidad he sido el náufrago que en algún momento dejó que su navío tomará por sí mismo un rumbo perdido dejándome a la deriva entre tinieblas y tormentas ciclónicas. Desconozco si mi preciado galeón forjado con el aura de un espíritu bravo y audaz, criado en la humildad y educado en la supervivencia sigue entronando océanos que su decadente adalid no supo afrontar.
Muy a mi pesar, soy plenamente consciente de una humilladora verdad: Sigo naufragando. Me ahogué varias veces y salí a la superficie con la determinación de seguir luchando aunque sea para mantenerme a flote.

Ajeno a todo, el amanecer se alza todas los días sobre la infinidad de la bóveda celeste, cada mañana es una nueva oportunidad de brillar. Una vez quise ser aquella pequeña estrella que brillaba tímidamente en la noche, lo mágico de su destello era que cada persona que la observaba, sonreían con nostalgia al recuerdo de lo que fue un día ese pequeño punto de luz. Ella, a cambio, les enviaba suaves ráfagas embriagadoras de una calidez conocida que evocaba el poder de las memorias pasadas. Deseaba que supieran que jamás los abandonaría, que sería su ángel guardián.

Retornando al infructuoso presente, aquí y ahora, abro la caja de Pandora.
No voy a pecar de imprudente. Percibo cada cambio con suma nitidez, conozco el sabor de la derrota y preveo cada una de las consecuencias. Por lo tanto, esquivaré imprevistos, cavaré hasta las infernales profundidades si hace falta para desterrar errores que jamás tendrían que haber ocurrido, apuntaré cada pequeña e insignificante victoria, observaré con atención el camino pedregoso que piso, camuflaré las silenciosas lágrimas que fluirán por mi rostro una y otra vez, sinónimo del colosal esfuerzo que estaré invirtiendo, entrenaré para mantener un arduo control sobre la otra cara de la moneda, destruiré las horrendas pesadillas que me llevan asediando desde niña, de nuevo levantaré ladrillo a ladrillo semejante muralla que ya nadie jamás podrá derruir y sanaré con ayuda de la medicina ancestral, viejas e infectadas cicatrices de guerra.

Una vez superada la espiral de destrucción en la cual yacía atrapada en trance, renaceré cual fénix de sus cenizas, alzando y retomando el vuelo hacia un memorable amanecer tardío.



martes, 19 de junio de 2012

Nido de pájaros con perfume de Afrodita.


"Eres para mí el sol eterno, la luna y el cielo. Un campo de flores que cubre mi cuerpo. Eres para mí el amor verdadero."

"…Pensando…pensando una vez en tu mirar, en mi cama eché a llorar porque...sabía que no iba a tenerte más."

"Será que yo te quiero más que antes pero menos que después, si pase lo que pase yo nunca te olvidaré, me quedo con el brillo de tus ojos como el más feliz de mis recuerdos."

"Sueño cada noche
Con volver a acariciarte
Te juro que nunca en la vida
Yo podré olvidarte."


Ordenando unos cajones voy y me tropiezo con una libreta llena de esta clase de ñoñerías y estupideces que sólo se le podían ocurrir a dos clases de personas: los adolescentes y los ñoños enamorados. Y es que cuando te enamoras, pierdes por definición la cabeza y cualquier tipo de raciocinio queda extinto, dejando paso a la paranoia y a las inseguridades típicas de "ooh!! tengo miedo a que un día nuestro amor toque fondo", " no podría vivir sin él/ella", " me muero si me deja", " ¿¿¡¡y si su ex vuelve a la carga para recuperarlo y se sale con la suya??!!", "me oculta cosas, no confía plenamente en mí cuando yo se lo confieso TODO", etc.

Una vez, por suerte, tuve la desgracia de enamorarme y a día de hoy sigo pensando que es uno de los errores más gordos de mi existencia. No sólo te deja marcado sino que encima le guardas rencor y siembras tal desconfianza que difícilmente hará que lo olvides y dejes paso a otras oportunidades de volver a empezar con otro subnormal que se cruce en tu camino. Probablemente sea mejor desaprovecharlas, menos decepciones, menos sufrimiento y menos calentamientos de cabeza. ¿Porque qué es sino el amor? Una maldición. Cambias por ESA persona, lo das TODO por ella, para hacerla feliz sin tener en cuenta tus necesidades, sólo piensas en ella día y noche, quieres estar todo el día pegado a su cuello y nunca nada te parece suficiente...claro, por descontado por estar con dicha persona dejas de lado otras...que irónicamente llegaron antes y probablemente si son buenas, seguirán estando cuando dicho sujeto se marche, por supuesto tendrán que soportar una larga retahíla de estupideces y sueños imposibles por parte del enamorado engañado. Totalmente previsible. Siempre la misma historia, hay cosas que nunca van a cambiar.

Personalmente, aunque me considero una buena amiga, me retiro a una distancia prudencial cuando presiento que se me viene encima una oleada de llantos y paranoias amorosas-pastelosas. Que sí, muy bien, que es mi amig@ y debo estar con él/ella tanto en las malas como las buenas..peeeeero no considero que sea algo fatídicamente malo los desengaños amorosos. Ellos mismos sin ayuda de nadie se lo han buscado, se metieron en el hoyo solos y van a tener que salir por su propio pie y si necesitan que una mano los auxilie cuando sientan que el mundo se le viene abajo, lo siento pero no será la mía. No quiero que me hagan partícipe de una historia que ni busqué ni me la quiero comer. Puede sonar egoísta pero sinceramente no me va el tener que tragarme la mierda que otros provocaron. Uno más o menos sabe cómo va su relación y si no es capaz de ponerle freno o solucionarla y espera a que el otro tome la iniciativa..pues ¿¿qué esperabas?? que sea ese mismo el que te suplique de rodillas que vuelvas con él?? ¿Perdona? ¿Estamos tontos? Las relaciones sientan las bases en la confianza y si tú no eres capaz de involucrarte tanto como el otro, si esperas que todo sea a tu maldita manera sin dejarlo que pueda sorprenderte..luego no vengas poniendo pucheritos y culpando a todo bicho viviente de tu mala fortuna en el amor. 

¿Otra cosa terrorificamente asquerosa de estar enamorado? Que pueden ocurrir dos cosas: 
1. Creas que toda la culpa de tus errores y ya de paso, de los de él, sean su culpa..¿¿tú para que vas a admitir que te has equivocado,verdad?? El excesivo orgullo mata poco a poco una historia, es como el tabaco, es progresivo.
2. Piensas que todo el  foco de vuestros problemas eres tú. Te echas todo el muerto a tus espaldas sin dar explicaciones a nadie, total no necesitas que nadie te diga nada, tú lo sabes todo, cierto?? Tienes tanta culpa dentro que empiezas a emparanoyarte de una manera que no creías posible y terminas por echarlo todo a perder por culpa de tu excesiva inseguridad...y ya que estamos, tu poca autoestima.

" Sentada en una silla de mi habitación,sólo hago una cosa y es pensar en ti porque aunque los días han pasado, todavía te quiero y no guardo rencor de lo que le has hecho a mi corazón. Fue bonita la experiencia de tenerte, aquí a mi lado pero el tiempo es el que nunca está de nuestro lado, como no...nos ha separado. Recuerdo los primeros meses en los que tu vida era yo pero luego a los 9 meses dijiste 'lo siento, se acabó'"

Cabe decir que uno a los 14/15/16 no tiene la cabeza totalmente en sus cabales, de hecho, a la mayoría no se nos pone en nuestro sitio hasta los 20 y largos....y hay algunos que la pierden del todo y jamás la recuperan. Me da vergüenza ajena esta clase de cosas, más aún cuando soy yo la que, en algún momento de mi inestable vida, las escribí. A juzgar por los meses, deduzco que se trataba de mi primer amorío: Nano-J.J- Juanjo, cariñosamente llamado "osito". Sin palabras. 

1. Como estas bajo el  hechizo del amor eterno, glorioso y perfecto, totalmente sumergido en tu burbuja de cuento de fantasía ñoña no te das cuenta de que esa relación es una birria. 
2. Tan temprana edad no ayuda para nada a explotar por voluntad propia dicha fantasía.
3. No, no le guardas sólo rencor sino que te gustaría matarlo por cabrón rompe-corazones.
4. Te deja el corazón para coger un recogedor y un cepillo y empezar a barrer...y olvídate de utilizar el superglú para arreglarlo. La vida se encargará de tenerlo siempre en reformas. 
5. Por supuesto como no podía ocurrir de otra manera, los primeros meses son los más bonitos, tiernos, románticos y preciosos...después cae la rutina sobre vuestras cabezas de piñón...y el final ya lo sabemos todos. Como bien dice por ahí, es cuestión de tiempo.

No hace falta que me reproches nada, sé que soy una rencorosa que ni perdono ni mucho menos olvido. Pero no me estoy basando en mi propia experiencia sino en las de mi alrededor. Os observo constantemente y si tuviera que encasillaros, os metería de lleno en la que he estado hablando todo el rato. A TODOS. Curiosamente, ni uno se libra. 

Abiertamente reconozco que tengo miedo a enamorarme y sufrir la clásica historia de amores rotos. Luego mi personalidad y mi opinión sobre este tema en concreto, impiden que sienta cualquier cosa parecida a "maripositas en el estómago". Si alguna vez lo siento, será que tengo hambre. Me niego rotundamente a vivir una estupidez de estas, a caer en el mismo abismo que los demás, a babear detrás de uno aunque este enamorada, me da igual, no me voy a arrastrar, ante todo mi dignidad...que casi siempre, en estos casos, todo el mundo suele perderla aunque no sean plenamente conscientes. A emparanoyarme por dios sabe qué tonterías, a encerrarme en los celos y la posesividad por miedo a que se vaya con cualquier otra "puta" ( seamos sinceros si le tiras a uno que este pillado y aún así consigues enroscar las cosas, sí, entras en el ranking de putas) que tantas abundan hoy en día. De hecho, yo tuve una amiga que por desesperación y capricho se metió de lleno y le va bien!! pero sólo porque su novio es igual de inútil que ella así que congenian ^^.

En definitiva, la clave para ser medianamente feliz es no enamorarse, encapricharse ni nada por el estilo. Ojo! Tampoco comparto la moda que se ha puesto ahora del "follamigo" me parece una vulgaridad  y una forma sencilla de tener sexo con quien te de la gana sin necesidad de engatusarlo, enamorarlo...y!! cuando consigas metertelo en la cama dejarlo cual  juguete roto. En fin, el sueño de oro de los hombres. ( Y sí, también de muchas mujeres).






Secretamente, yo seguiré esperando a mi perfectamente imperfecto príncipe azul sin posibilidad de desteñir . A pesar de todo, sigo creyendo en cuentos de hadas.






sábado, 16 de junio de 2012

Punta del Nabo.


Quiero mi libro.

De hecho me estoy replanteando seriamente volver a dejar algún libro más ya que por alguna razón desconocida siempre se truncan amistades. ¿Y quién la paga? ¡¡Los libros!! Imposible recuperarlos a no ser que te pongas a vociferar y ladrar como una perra enrabietada en plena calle delante de todo el mundo, echar tu dignidad por tierra y quedar como la rabalera del barrio ¿ y para qué? para llevarte, probablemente, dos ostias a tu casa y con el libro partido por la mitad...o peor, montar todo el numerito para nada, sólo para hacer rico al dentista y llorar por las esquinas al sentirte un fracasado por no poder recuperar el dichoso y amado (y caro) libro.

¡¡Y que sepáis que llevo la cuenta!! ¬¬ Jamás me olvido de cuándo y a quién se lo he prestado.
Hay gente que tiene mucha jeta lo que ocurre es que como soy un cacho pan no me doy cuenta hasta que me la pegan por detrás y...¡¡ ya estoy harta de que todas las putadas vayan siempre al mismo lado, ostias, que me habéis dejado el agujero del culo como boca de metro y no doy a basto con tanta vaselina!!

Claro que la culpa no es de ellos, sino mía. Por no cambiar. Y no es porque no lo haya intentado. Será un defecto de fábrica.

Joder.

Odio esta letra cursiva. Lo odio todo. Estoy insatisfecha con todo lo que me rodea, mi vida es un maldito caos y no encuentro la ansiada calma por ningún maldito sitio.
Odio España, odio en que se ha convertido o mejor dicho...en lo que la han convertido. Políticos corruptos, justicia...de risa, ¿nosotros? sus marionetas. Odio ver a mis padres matándose a trabajar para poder salir adelante, me mata observar sus rostros de desesperación y preocupación por llegar a fin de mes.

¿Y sabéis que papel juega aquí la inútil que os está escribiendo? Que realmente no está escribiendo para nadie en concreto, pero en fin.
No juega ninguno, es un estorbo, un obstáculo y un gasto innecesario. Puede parecer cruel pero es la realidad. No tengo futuro, no vivo el presente y tengo un pasado innombrable, tormentoso e irreconciliable. 21 años tirados a la basura. No he sido nadie influyente, no he logrado lo que quería y he fracasado tantas veces que ya nada de lo que haga hará que me sienta mejor, que crea que todavía puedo recuperar el tiempo perdido porque si algo pasa y no vuelve, son los años.
Hace tiempo que toqué fondo y creo que lo que he estado haciendo hasta ahora es intentar no hundirme en el cieno, lo que es, por otro lado, otra pérdida de tiempo.

Tiempo. Tiempo. Tiempo. Tiempo.

Condenada palabra. Ojalá tuviera el poder de detener el tiempo y volver atrás. No dudaría. Para vivir esta vida mejor estar muerto.

Cierro los ojos, oscuridad, los abro, decadencia. Ninguna diferencia. Me embarga la desesperación y quisiera gritar hasta explotar en mil pedazos de cristal. No me importa que nadie tenga fe en mí, que hayan perdido la confianza al ver una caída tras otra. Ya me da igual. Ellos no me van a sacar de este maldito círculo vicioso y yo soy incapaz de salir por mi propio pie, total llevo media vida intentándolo y aquí me ves, exactamente en el mismo lugar.


                                          Necesito largarme de aquí.

martes, 29 de mayo de 2012

Pichón Trastornado.

Pongamos que apagas la radio/reproductor de MP3/Spotify. Supongamos que me haces caso, te enfundas en unos pantalones cómodos multiestacionales y corres, corres, sigues corriendo hasta que te ardan los pulmones y te vaya a dar un patatús (bueno, hasta ese punto no, no vaya a ser que rojo como un tomate desprendiendo olor corporal y sudor le resultes atractivo digamos, por ejemplo, a un loco pirómano- ninfómano con camisa a cuadros de leñador y pantalones pitillo super anti estéticos y encima marcapaquetesporexcelencia de color verde moco). Bien, desconozco el lugar a donde irías a parar, probablemente tú también así que si terminas en un bloque de pisos ruinosos con fulanas en las esquinas, coches o bien, tuneados hasta límites chonis-extreme o bien, destartalados que parecen más una pared de graffitis que la chapa y pintura de un coche  y por si fuera poco, individuos encapuchados fumando con pipa y zapatos de piel de tiburón....¡¡ Lárgate de allí, YAAAAAAA!! Y recemos porque no hayas salido con las gafas...¡¡La gente con gafas es torpe por naturaleza!! Y tú sabes que si se te rompen o te las quitan o te las hacen tragar trocito por trocito aparte de coger una indigestión de la ostia que veremos a ver si no tiene que ser el tipo roñoso de los leotardos moteados a rayas y polo ceñido mostrando una mata de pelo negro que no ha visto el gel desde hace tiempo el que te tiene que llevar a Urgencias...eso sí regateándole el precio de tu vida antes de mover un dedo amarillo con tanta roña que no se sabe si es una pezuña o unas uñas infectadas de dios sabe qué tipo de hongos..¡¡que todo tiene un precio,oñá!!, además no verás tres burros montados en la chepa de un ciego sordomudo.Y no se sabe qué es peor. Lo que más te convenga. Claro, que siempre puedes venirle con la milonga de que tienes como amiga a un armario empotrado y molludo de casi dos metros que practica Sumo a diario y es campeona regional de la categoría de...de ¿Pesos Pesados de la Tribu De Los Velociraptores Espíritu Guerrero de Dragón? Y si cuela, cuela...que no, pues ciego o medio tuerto tú dale a las patas que suelen decir que la adrenalina en estos tipos de encuentros indeseados, es tu salvadora.

..............................................

Mira... en vez de echar a correr desde tu choza coge tranquilamente un medio de transporte público que te acerque a una zona ¿normalita?. Y ahí, echas a correr...concretamente, hasta que llegues a El Retiro. ( Lo siento, la única vez que fui a Madrid fue a una feria en la periferia...). Una vez encuentres tu sitio a la sombra -no te pongas a pleno sol,indiota ¬¬"- túmbate (fíjate si como almohada no utilizas un truño), cierra los ojos, relájate, pon la mente en blanco (que ya sabemos que es difícil para un muchacho como tú) y limítate a escuchar la NATURALEZA y con esto quiero decir que no escuches los ruidos de succión de la pareja que tienes a 5 metros, ni los cuchicheos de la pija tiquismiquis de enfrente como tampoco de la discusión acalorada por el móvil del hombre trajeado que tienes atrás ni siquiera el jaleo que están montando los puñeteros mocosos llorones...concéntrate y escucha, aprende a escuchar mejor dicho. Hay muchas cosas que nunca llegamos a averiguar ni darles el valor que se merecen por nuestras prisas o nuestra cabezonería, por querer ver u oír sólo lo que queremos o a lo que estamos acostumbrados sin molestarnos en pararnos un momento y permitirnos observar algo diferente, algo que se salga de la monotonía.

Piénsalo, si todo saliera según tu estructurada cuadrícula,¿dónde quedarían las sorpresas inesperadas?. Si todo fuera como tú quisieses, ¿quién te sorprendería?. Si no improvisas, no descubres. Jamás sabrás que gracias a la broma de aquel chico de Ravenclaw, la chica tímida de Gryffindor empezó a entablar conversación con el grupo, que aquel otro pecoso descubrió un nuevo juego de rol y decidieron incorporarlo a las actividades del campamento o que la amiga de la amiga de esa otra amiga no va a ir el año que viene porque le han concedido la beca para estudiar en Finlandia o que a Perico de los Palotes se le ha ocurrido un diseño muy molón para los uniformes del campa o un montón de cosas más. Si todo siguiera un orden, si todo fuera predecible, ¿dónde estaría la gracia, lo divertido? Perdería la esencia, el interés ya que todo sería monótono. Puede que a ti te hubiera gustado que fuera de tal manera pero si te lo pasaste genifantasbuloso,¿dónde está el problema? Tan malo no tuvo que ser ¿verdad?.

Cierto muchacho de mocho rizado me enseñó una vez a sacarme la espinita sin herir a las personas que me importan, a sincerarme y a desahogarme con una persona querida pero neutral. En vez de expulsar toda la mierda salpicando a todo el mundo, ¿por qué no te relajas, pones tus pensamientos en orden y buscas a la persona ideal para ello? Una persona que sepas que no te va a juzgar, que te escuchará e intentará desenroscar la maraña de pensamientos confusos que te asfixian, una persona con la que puedas hablar sin miedo a decir las cosas, sin inseguridad, que fluya solo. Y déjate la pitopausia a un lado, melondrio, que tú lo que tienes es sed de sexo salvaje, quizás mezclado con un poco de amor de película y aliñado con fuertes  ganas de romper con la rutina - ¡¡Cruje tu rutina con Danet!!..Ayyy!!dios como odio ese anuncio¡¡que asco de tío!! ¬¬- ( Y yo lo que tengo es un serio problema con las comas xD)

No te preocupes el egocentrismo te lo quito yo de una buena sacudida, a ver por qué narices tienes que tener tú los humos tan altos ¬¬ y no se por qué me mandas el Tribunal al aeropuerto, pues si ya estamos jodidos con políticos corruptos encima mándame al Tribunal de Justicia con los subnormales de Iberia y ya podemos salir a tocar los bombos y la pandereta a la calle que nos van a llover las ostias por todos lados.
Sinceramente, tú puedes ser superdotado para algunas cosas, de inteligencia media para otras pero tonto de cojones cuando se trata de sentimientos. Veamos, te has quedado en medio ¿cierto?. Sabes qué puede salir bien y qué no....bien, pues ahora mide las consecuencias y atrévete a decir las cosas como las piensas, a ver por qué tienes que ser tú el pardillo que sufre a dos bandas por no querer hacer daño a nadie...¡¡¿¿pues no ves que te están hiriendo y a la misma vez te estás dañando a ti mismo por aguantar y dejar las cosas ir??!! Eeeeh, eeeeh, no me malinterpretes que nos conocemos..no te estoy diciendo que derribes la puerta del aula de un puntapié y le grites no sé cuántos improperios al profesor. En realidad, intento decirte que digas las cosas bien, con calma (aunque sea fingida) y no te pongas a pegar berridos e insultar a to pijo. Ciertamente, el mundo es totalmente impredecible, cada día funciona de una manera distinta, cada instante puede cambiar la ruta, en cambio, la conducta humana es muy demasiado predecible. No dejes las cosas a medias si te están jodiendo, termina de una vez con ellas. Aunque luego las consecuencias no sea las que te esperabas, sean agradables o terribles, tú tenías que liberarte de ese zuruño en concreto (Sí, has leído bien, hazme el favor de aflojar la mierda en packs porque como digas de desatarla a la vez vas a liar un estropicio que no va a poder ni limpiarlo el escuadrón de limpieza de El Bando de la Huerta...y te recuerdo que el popo, más si lo llevabas estreñio de hace tiempo, apesta).

Me vas a decir que te has convertido -o estás en proceso de convertirte- en el malvado Mojo Jojo??!! ¿¿Bueno al principio, malo al final?? ¿¿Pero tú quieres que te meta una ensalada de ostias??... Aunque conociendo mi fuerza palillo...¡¡da igual!! para algo mi difunta abuela me enseñó a utilizar la famosa vara de almendro!! ;);). ¿Sabes? Toda la oscuridad que llevas acumulando desde hace no se cuánto tiempo es lo que provoca en ti esos cambios, esa ansiedad, el no estar conforme con nada ni con uno mismo, el creerse dios pero por dentro comerse vivo...y te envenena. No te hacen caso porque...¿A quién se le ocurriría hacerle caso a un estudiante suicida de ingeniería aeroespacial en plena época apocalíptica? ¡¡Sólo quien estuviese igual o peor que él!! Tampoco sé lo que quieres decir con "¡¡Ataca" para mí que has visto demasiadas batallitas entre Potter y Voldemort. Las personas no somos soldados, no acatamos ordenes y muchas veces nos guiamos por impulsos. Quizás lo que te parezca a ti cristalino como el agua, a otro le parece turbio como las aguas de El Mar Menor. Tal vez, veis las cosas desde diferentes puntos de vista, uno se equivocará y el otro no o a lo mejor los dos caéis en el pozo (Achoooo tío, te acuerdas de la niña de The Ring...buah a las 2 de la madrugada y pensando en....uuggg se me ponen los pelos como escarpias =S). Volviendo al tema, ¿quién sabe? podrías llevar la razón y el otro por no hacerte caso haberse dado con un canto en los dientes o al revés por hacerte caso haberse dado otro tortazo más grande    u oye hasta podría haberle ido bien. No obstante, sabes que siempre hacemos lo que nos venga en gana y hasta que no tropezamos tropecientas veces en la misma piedra, no aprendemos de nuestros errores. No te ofusques, al final, todos aprendemos a nuestra manera, con dos dientes menos, uno manco, el otro cojo pero aprendemos.

En definitiva, tú siempre me das la vara para que intente sacar el odio terrorífico que llevo dentro, que me carcome y que me envenena convirtiéndome en algo...maléfico. Y lo intento. Y si lo intento es porque sé que a la larga podré volver a vivir una vida digna. Así que, ¿por qué no haces tú lo mismo? Sabiendo mi historia, ¿por qué no coges y te liberas de ese malestar? ¿Acaso, conforme vayan pasando los años, quieres convertirte en algo tan degradado como yo? Si no es el caso, entonces lo veo bastante claro: el que tiene que atacar eres tú, el que tiene que sanar las heridas eres tú y el que se tiene que defender de los ataques de los demás eres tú. Siempre habrá personas a tu lado apoyándote, pero tú eres tu propio guerrero y tu propio enemigo.

PD. Probablemente, tratándose de mí, haya dado completamente la vuelta a la sartén y te haya soltado semejante testamento para nada. Sin embargo, tengo la esperanza de que lo leas del todo, lo comprendas del todo y espero que no todo haya sido en vano ^^". Ya sabes que los bipolares tendemos a entenderlo todo del revés y tal...cual...pin...pan..buuuuum...me voy a dormir.







lunes, 21 de mayo de 2012

Muerta en Vida


Si buscases en el diccionario la definición de "cobarde" aparecería mi imagen.
Vivir muriendo, ese es mi día a día, mi rutina. Vivir en una tristeza permanente, en una oscuridad translúcida, de textura marchita destilando por doquier un aroma ajado. Silencios rotos por risas lejanas que rememoran recuerdos olvidados, saboreas la paz, oyes la felicidad de sus palabras, olfateas el rastro de la inocencia pero sobre todo, sientes esa tan, ahora, ansiada familiaridad. Ríos de lágrimas bañan tu rostro, dejando un reguero salado allá donde antes siempre había una sonrisa o una carcajada.
Observas, retrocedes, avanza dos pasos y vuelve otra vez por donde has venido. Repítelo, una y otra vez. Hasta que se convierta en una costumbre, hasta que te convenzas de que la prosperidad jamás te ha señalado como "válida", de que no eres nadie ni haces nada bueno por nadie. Podrás intentar remediarlo, cambiarlo y resistirte pero, en realidad, sólo lo estás camuflando. No piensas en ti misma porque aunque lo hicieras, comprobarías que sigues siendo nada, podrás tener toda la riqueza a tu alcance pero seguirás estando sola. Podrás pretender pertenecer a un grupo de personas pero sólo encontrarás desprecio. Podrás aspirar a ser una buena estudiante y te toparás con el rechazo, con palabras rebosantes de superficialidad e hipocresía afirmando lo que tú te niegas a comprender: que no sirves, que no das la talla, que dejes de soñar.

En definitiva, podrás inventar mil modos de invertir la realidad pero al final, observarás que todo tu empeño ha valido lo que eres: NADA. Una pérdida de tiempo, como lo eres tú, por ejemplo.
Callas, pero no otorgas, jamás lo haces. Deambulas por arenas movedizas, cieno y brasas pero el dolor y el cansancio no te colapsan, más que nada, porque no los sientes. Lo que sí palpas con precisión es a tu alma consumiéndose por cada paso, tropiezo, y si lo piensas bien, hace tiempo que vas a gatas, las fuerzas te abandonaron e impidieron tu avance, no puedes alzarte ni mantenerle la mirada a alguien, ya no.

Si en algo has triunfado es el mundo de la interpretación, bien podrías ser actriz total lo mejor que sabes hacer es fingir. Llevas prácticamente toda tu vida haciéndolo y casi rozas la perfección. Nadie puede sospechar que estás más muerta que viva. Y si te preguntan, respondes con una tranquilidad, que en realidad, no sientes. Nunca te sinceras, depende de quién pregunte sueltas mentiras como templos o medias verdades, jamás la verdad absoluta. No porque esa persona no te insufle confianza sino porque no te fías de ti misma, dudas de tu propio ser y lo tienes siempre en el punto de mira. ¿No te ven capaz de hacer algo útil? Perfecto, ya somos dos que pensamos lo mismo.

El ciclo de la vida es un periodo en el que es necesario avanzar para lograr vivir con serenidad y en paz con uno mismo. Si te atrancas en una etapa, no evolucionas, te marchitas y al final terminas viviendo deseando la muerte cada segundo. Llevo 6 años viendo vidas ajenas y no tanto pasar por delante de mis ojos, seguras de sí mismas con ganas de afrontar todos los obstáculos que se le interpongan en su carrera por conseguir sus propios fines. ¿Y yo? No sé qué mierda estoy haciendo. Creía, hasta hace relativamente poco, que luchaba y me ponía mi vida en aquello que me sacó de las llamas hace mucho tiempo. Creía ciegamente que lográndolo pondría fin al sufrimiento que me acosaba desde siempre y podría salvarme. En teoría, ese susodicho logro era toda mi vida, la solución a mis problemas pero en la práctica, no ha sido más que un maldito bache, un pozo sin fondo, una ruina, una maldición, un vórtice de problemas uno detrás de otro. Quizás si hubiera tirado para otras áreas,  TAL VEZ no estaría en esta situación, tal vez hubiera conseguido ser feliz, tal vez este año estaría terminando la carrera, tal vez todavía mantuviera un mínimo de dignidad y de confianza.



lunes, 14 de mayo de 2012

Frío.




Mentira. Mi vida es una farsa. Pura apariencia.
Mientes con el fin de encajar y acabas metiéndote en el personaje. Piensas, superficialmente, que así se está bien, pero en el fondo sabes que nada lo está, que te está matando por dentro. Sientes vacío, desesperación, rabia y temor, no obstante, lo dejas estar. Total, el resultado siempre va a ser el mismo, lo lleva siendo hace años, nada apunta que vaya a renovar la cláusula del contrato.
Cierras los ojos, bajando levemente la cabeza con la tristeza escrita en el rostro, sintiendo en cada poro de tu piel el veneno fluyendo por tus venas, envenenándote, poseyéndote. De nada sirve negar la evidencia, de seguir rechazando una parte de ti mismo si lleva tanto tiempo dentro de ti que parece que brotó desde tus entrañas cuando todavía no eras ni un ser.



                   Acéptalo.