sábado, 25 de mayo de 2013

Anamnesis.


Que alguien patente la máquina del tiempo, por todos los dioses, ¡¡qué agonía!!

Dándole a una lógica poco común, pienso yo, vamos me pregunto...me metí a estudiar ciencias de la salud, osease que por definición, estudias asignaturas relacionadas con las ciencias como puede ser la biología o química no? Si quisiera estudiar humanidades me hubiera metido a su correspondiente bachillerato y otro tanto pasa con el arte, la danza y la música. Hasta ahí, bien. No obstante, como asignatura obligatoria tenemos la filosofía en todos. Pensarán algunos que es para aprender unos valores morales y tal , lo que ciertamente desconocen, es que para los que somos pocos afines o nada a las disciplinas relacionadas con la cultura humana nos supone un quebradero de cabeza tridimensional. Por algo, nos metimos a ciencias. No obstante, siempre te suelen preguntar la típica cuestión que, por lo menos a mí, me desconcierta: "tú qué eres, ¿de letras o de números?" Pues de ninguno de los dos. Y me resulta molesto porque no deberían encasillar a las personas en un determinado campo. Como todo habrá asignaturas que me gusten, otras que no y otras que odie con todas mis ganas. En mi caso, no se salva ni una pero eso es porque yo soy así de tiquismiquis.

¿Y qué cojones de tamaño industrial, son las distribuciones bidimensionales? Mira, con respecto a las matemáticas del coponcio bendito, no hay donde caerse muerto. Llevo 4 años con ellas colgando del culo y jamás he dado esa mierda tan extraña. Y yo que creía que el cálculo de probabilidades era, por lo menos, más sencillo que las derivadas. Cagüen en tó ya eh?! Y que nadie (sobre todo uno en particular) me venga lanzando bufidos al aire proclamando que deje de quejarme de una bendita vez porque para algo es MI blog, MI guarida.
Aclarado esto - no a todos se nos presenta tan espontáneo el estudiar ciertas cosas - seguiré con mis líos.

Si bien es cierto que soy orgullosa, también es que, una vez que me acostumbro a seguir una rutina y por alguna razón se corta, aunque sea a corto plazo, al reanudarla (si es que lo hace) me muestro muy distante y según en qué época emocional me pille, irascible y reservada. Sobre todo si ese hábito lo suelo practicar con personas y recordemos, que no soy muy dada a relacionarme, mucho menos, en confiar. La única excepción - que prácticamente lo es en todo - se llama Nana, mote de hermana o enana, no me acuerdo exactamente de dónde venía. Sin embargo, estoy empezando a tener complicaciones también con ella y eso me hace pensar si no seré yo la que está volviendo a cambiar...pero a peor. No sería ninguna novedad.

Últimamente, llevo una racha en la que cada día que pasa noto que me pierdo más a mí misma. Y no es como si me hubiera rendido pero estoy flaqueando y se nota en los avances, más que nada porque no estoy progresando, me he vuelto a quedar bloqueada, atrapada, encajada. Me importa un comino lo que digan los demás, si me siguen juzgando, si han perdido total e irremediablemente la fe en mí, si les he fallado, nada, me da igual, ellos me son indiferentes. Sólo estoy yo, no quiero a nadie más a mi lado, el apego sólo te hace más vulnerable y para aguantar en pie esta jodida existencia hay que ser resistente como el hierro. Y hasta el más férreo metal acaba desintegrándose no sin antes aguantar bajo tropecientas condiciones, desmoronándose con el tiempo, sí, éso es inevitable. Y yo quiero ser irrompible. Porque hasta hoy he vivido recogiendo los pedazos rotos que han ido dejando pusilánimes a los que valoraba y me clavaron el puñal. No estoy dispuesta a vivir hecha un jirón. Aguardo resplandecer en mi oscuridad, como el ónice, belleza enigmática de su bruma.

No significa que vaya a buscar la escoba y liarme a escobazos hasta echar definitivamente a todo aquel que se me acerque. No sería justo, no son cucarachas. Sin embargo, empezaría siguiendo una pauta de distanciamiento, no me apetece estrechar más el lazo si luego siempre se acaba deshilachando. Y siempre lo hace. ¿Los dañaría con mi insolente actitud? No lo sé, no poseo demasiada empatia hacia el ser humano. Menos como estoy ahora que no siento nada clemente dentro de mí.

Un giro radical. No dudaría en tirarme de cabeza a una cápsula del tiempo y volar al pasado, dónde esperaría emendar todos los errores que me han llevado hasta esta desquiciante situación.

>> ¿Dejarías a todas las personas que has conocido a lo largo de todos estos años por intentar encarrilar tu vida de nuevo?....

Sí. Tengo una percepción muy clara sobre ese tema y recuerdo vagamente haberlo discutido alguna vez con aquí el amigo que, obviamente, era totalmente contrario a mi punto de vista al ser un escéptico de los pies a la cabeza. No creo en el destino como el karma que rige nuestro futuro, no está tallado en piedra pues no podría ser más versátil al ampararse en cada uno de nuestros actos que llevamos a cabo día tras día. No obstante, si de verdad una persona está "destinada" a encontrarse contigo, de algún modo aunque sea inconsciente, llegará a ti. Total, la vida aparte de ser un laberinto de enrevesados y recónditos caminos, es una sucesión de entrada y salida de personas. Unas no aportarán nada a tu existencia, otras dejarán su granito de arena y algunas se convertirán en parte de un todo. Éstas últimas son las más valiosas, dieron contigo por casualidad y observa qué lugar ocupan ahora.

Todo esto nos llevaría a la ley de la conservación de la energía y por ende, a la creencia de la reencarnación. En este punto, variarán las opiniones como mariposas en el campo. Pero ése no es el tema así que retomando lo que estaba explicando es que, en mi humilde opinión, si una persona ha estado o está muy ligada a ti, quizás, en otra vida, te reencuentres con ella, aunque obviamente no os reconozcáis pues al reencarnaros olvidáis vuestra anterior existencia. Puedes creerme, que es el único punto dónde me entiendo con Platón. El resto de la "teoría de las Ideas" es otro cantar. Sin embargo, en una primera instancia, el tema es sencillo lo que ocurre es que lo han desmembrado de tal modo que supone un galimatías hecho específicamente para abrirse la cabeza en la pared de pura frustración.

Claro que ahora que sigo hilando, si susodicho individuo ha estado ligado a ti, pero por cosas que pasan, desapareció de tu vida y no porque se haya ido a servirle de abono a los árboles, entonces, cabría la posibilidad de ¿que volviera a reaparecer? Me gustaría creerlo, la verdad. No podría soportar la idea de que jamás volviera a verlo. Por supuesto, que hay gente que fue importante en su día pero que cuando se marcharon hiciste una fiesta porque, al final, eran más una mierda en el camino que un apoyo. No obstante, hay otros que echaron raíces en ti pero que podaron a su modo y dejaron una espina clavada en su lugar . Los hay que tuvieron el detalle de echarle su dosis de veneno y terminar de apañarlo.

De todos los que se han ido, sólo anhelo ver a uno. Uno que no se quedó el tiempo suficiente para enraizarse pero que, por algún desconocido y extraño motivo, me llegó tan de golpe que su esencia se incrustó en mí como si ése lugar le perteneciera por derecho.
Ni siquiera la que mejor que nadie en el mundo podría comprenderme, me entiende y a menudo, me toma como una joven desencantada lo que provoca que me encabrone por su falta de...¿Y si ella no lo comprende en absoluto por la sencilla razón de que, aunque lo vivió en primerísima persona, no formaba parte de la burbuja? Eso explicaría muchas cosas. Ella era su amiga, ella vivió una realidad que yo sólo podía imaginar. ¿Entonces yo no experimenté nada real? No, para mí fue real, no me inventé nada pero,¿y él?...

+ ¿Por qué piensas ahora en eso?, ¿¡¿te quieres olvidar ya de él?!?..¡¡es pasado!! Avanza, joder!!.
- ¿Quieres hacerme el favor de cerrar la boca que estoy intentando sanar y a la vez, cicatrizar la jodida herida, tóxica hasta el tuétano? Por algo el amor es una enfermedad...parasitaria.

Aquí es dónde se caldea el asunto, por eso están las cosas algo mustias entre nosotras. Ella, lo último que quiere es verme sufrir y yo lo que deseo lo he dejado claro. Sé que nunca llegará a sentirlo como lo experimento yo pero necesito comprensión. Me conoces para saber que lo hago con un único fin. Y si te hago partícipe es porque...eres la única que puedes encontrarlo por haber estado, en cierto modo, unida a él.

Y hablando de comprensión...como Pichón siga con esos desaires suyos se desplumará de tal manera que llegará a tierras panochas, irreconocible. No le culpo, a unos se le caen los penachos y a otros nos da por inflarnos como toneles. Lo gracioso, es que hay temporadas en las que ha asomado el mocho hecho una croquetilla...vale que ciertas cosas se nos peguen...pero ésa, en concreto, NO. Caca. Es igual de malo que las ¿radiaciones?.

Voluble como el otoño en el sur.

1 comentario:

  1. Mi querida hermanita,no te atormentes :) sabes que aunque tengamos nuestras cosas,aunque yo me cabree porque no lo olvidas.. Voy a seguir siempre a tu lado ^^ eso jamas lo olvides vale?.Eres importantisima para mi! asi que no digas tonterias :D te quiiero siister!

    PD: Nana= enana xD

    ResponderEliminar