lunes, 15 de julio de 2013

Mantente en tu línea.

Suelo ser una persona con un severo control de sus emociones, tal vez no tanto de las malas, pero lo sobrellevo. Me alarma que aparezca alguien así de improvisto y amenace con derruir toda la fortaleza que me resguarda de la realidad. No cabe duda de que me encantaría volver a sentir, liberarme pero no si el precio es el sufrimiento posterior.
Él es fuego, atrayente, enigmático...
                                                                                          ...Huye antes de que te veas envuelta en llamas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario