lunes, 28 de abril de 2014

El arduo proceso de olvidar.


Recientemente, he caído en la cuenta que en Twitter he ido dejando caer perlicas como pedruscos, a lo Hansel & Gretel dejando migas de pan por el suelo para así poder volver a casa.
Solo que yo no me iba a ningún sitio, tan sólo escupía pensamientos fugaces, palabras encadenadas a los recuerdos, intentando desasirme de lo que me oprimía, consumía y me debilitaba.
Si en su día, pretendí que fuera una indirecta, está claro que no veía las cosas con suficiente claridad. Son directas, flechas que iban dirigidas a un punto fijo, una y otra vez.
Que se diera o no por aludido, no lo sé, imagino que sí, es difícil hacerse el loco cuando más que un tweet parece un cartel luminoso.
Pues bien, aquí expongo mis dosis a rebosar de sentimientos contradictorios y veneno, mucho veneno.
A decir verdad, es una sucesión de días, experiencias, momentos que me tocaron de algún modo y tuve que hacer como Dumbledore con su pensadero. Cambio la pileta de piedra por una red social de 140 caracteres, a veces, insuficiente con todo lo que se quiere expresar pero a la vez, resumir.
Es un popurrí, no todo lo que hay ahí puesto va para una persona concreta, de hecho, conforme los copiaba iba recordando, en la mayoría, exactamente lo que ocurrió...en otros, vagamente. Y hay algunos que, simplemente, me encantan y que no tienen nada que ver con nadie incluso conmigo. Aún a día de hoy, me asombra cómo la escritura supone una salvación para mí. Tanto los libros que leo como lo que escribo. Suelo decirlo con frecuencia y es que me expreso muchísimo mejor escribiendo que hablando...se me traba la lengua, se me queda la mente en blanco y muchas veces suelto incoherencias salidas de la...¿nada?. Será falta de costumbre y socialización.

Escribir aquí, en mi blog, mis dominios, supone una auténtica liberación. Si bien es cierto que da la casualidad de que, algunos que nombro con frecuencia conocen la URL, también es verdad que se metieron una vez y pare usted de contar, así que puedo escribir con total tranquilidad sin temor a ser descubierta. Y si lo soy, ya no tengo nada que perder ni que ocultar.

Bueno, comentaré alguno de ellos por el simple placer de rememorar y aclaras ciertas cuestiones.
En verdad, estoy hablando más para mí misma que para alguien ya que, realmente, aquí pocos vienen o se interesan por mi vida, lo cual agradezco también. No soy precisamente fan de compartir mis emociones.

¿Punto y final a la historia? No existe ninguna historia pero sí que debería haberle puesto el punto hace meses. De hecho, tuve que haberle puesto en su lugar en cuanto empezó a pasarse de listo.
Existe el amor propio y luego está el mirarse el ombligo.
Un día, conoces a una persona que por lo que dice, piensas que encaja dabuti contigo...luego descubres que su personalidad varía según el individuo que tenga delante.
El "vete a honrar a Hades" tuvo que cazarlo al vuelo, a nadie más le puedo decir esa expresión...a nadie más que lo entienda, claro.  La alusión a la mitología tanto griega como romana (oooh sí!! vaya diferencia entre una y otra, oiga!!) es bastante común y tiene su motivo.
Varios de estos tweets son respuestas a algún tweet que tuvo que poner y que provocó que yo saltara, algo casi rutinario durante una racha.
Recalcar que lo conocí en una red social cuyo nombre omitiré porque me da vergüenza ajena. Y seguí metida en ese manglar de petard@s durante unos cuantos meses más. Hecho vergonzoso donde los haya, además de una grandísima pérdida de tiempo y fuente constante de disgustos.
El que me conoce a medias y el que lo hace casi a tiempo completo, se huele a distancia que yo los tíos...cuanto más lejos, mejor. Es un odio acérrimo. Así pues, haré muchas veces referencia a su estúpida raza y a la madre que los parió a todos...harto trabajo tendrá la pobre mujer.
Piensa antes de hablar se debería considerar ley pero yo, pocas veces, lo pongo en práctica...sobre todo, cuando tengo los plomos cruzados que digievoluciono a Doña Impulsos.
¿Quieres saber un tópico? Todos afirman ser diferentes y en verdad, todos son iguales. Topicazo donde los haya. Si insisten es que quieren convencerse más a ellos mismos que a los demás.
Soy gafe, eso es una mancha de algún producto químico que no salta en mi deslumbrante a la par que estrafalario currículum. Hay tíos como peces en el océanos, o eso afirman aquí los positivos, los power flower como tiendo a llamarles. Pero, ¿cuántos de ellos merecen la pena? ¿1 entre 1 millón? ¿Se han extinto como los dinosaurios y no poseen la inmortalidad de las cucarachas? Porque, déjame decirte que llega un momento en que te tropiezas con tanto inútil que reconsideras el hacerte asexual a la fuerza. O meterte de cabeza a un convento perdido en mitad de una sierra aunque seas creyente más de Springsteen que de aquel individuo que crearon una panda de fumaos denominado "Dios", en líneas muy generales. Tampoco me voy a poner aquí a resumirte los 73 libros que conforman la Biblia, suerte que, la única que cayó en mis manos, terminó "accidentalmente" debajo de la mala hierba que había para quemar.
El "Ojalá me equivoque" tiene telica del telar. Vamos, que a éste le dio por hacerse vlogger y hacer experimentos. Y de paso, provocarle síntomas de infarto de miocardio al personal. Realmente, me afectó y mira que ni pinchaba ni cortaba, de hecho, por aquel entonces, ya era una mierda en el camino para él. Con decirte que intenté ayudarlo desde mi buena intención y tuvo el detalle de soltarme unos cuantos estufidos con su habitual arrogancia. Éste no se cae del nido.
¿Lo de los tuertos y verdugos? Pueden decir misa, pero suelo ser diana para los males de ojo.
Craso error dirigirme a él llamándolo Marte.
En cuanto al canon de belleza, es algo que me lleva por la calle de la amargura. Es la sociedad actual, todo se rige por apariencias aunque sea todo más artificial que un playmobil.
¿Me rindo? Sinceramente, no soy la clase de persona que tira la toalla así por las buenas y dado que no me acuerdo por qué fue, probablemente sería estudiando...la constancia es una carencia en mi vida.
¿Correr? Es algo que se me da como el culo. Fíjate que no lo hago ni cuando pierdo el bus y es el último que pasa, ni siquiera cuando a horas intempestivas - mi horario preferido para salir a dar una vuelta - me sigue un sospechoso viandante y ni me inmuto lo más mínimo. El sacarse una zapatilla y arrearle un 42 sucesivas veces es mucho más efectivo. Lo que no quita que, de estar en buena forma, me encantaría lanzarme a correr como si fuera una cabra en el monte, saltos incluidos.
Un clavo no saca otro clavo, esa creencia es un fraude.
Lo de cargarme el muerto está relacionado con los experimentos de aquí el amigo. Me tiene por tan poquísima cosa que como dios, se cree que voy preguntando cosas íntimas por ask, anónimamente.
Como ya he mencionado anteriormente, su actitud hacia mi persona empeoraba cada vez más, tanto que llegó un momento que más que una persona, parecía un campo de minas.
Quieres arreglar las cosas y en vez de poner de su parte, te hace ver que eres indigno de su majestad y además, como premio e incluso favor, mereces ser castigado por la Santa Inquisición.
Enamorarse es de suicidas, con eso lo digo todo. Más si no eres correspondido pero como da la puñetera casualidad de que no eres dueño de las emociones aunque sí puedas ejercer cierto control sobre ellas, te tienes que joder y comerte el marrón hasta que un día, se te pase. Hasta que diga de llegar...supone un calvario y unas ganas de hostiar a quien te toque la moral lo más mínimo. Y que conste que no apruebo la violencia sin causa justificada.
Sigamos, hubo otra racha realmente mala.
Si no tenía suficiente con uno que se la soplaba todo lo que decía, añádele un segundo. Un familiar, en este caso. Una, para ser más específicos.
Hablemos de esta clase de energúmenos que han tenido el lujo de conocerte y ser confidentes de una confianza, ahora no merecida. Y digo lujo porque para lo que han demostrado ser, mejor que no les hubiera devuelto ni el primer saludo. ¿Qué tendrán en la sesera cuando te ponen a prueba de esa manera? ¿en qué piensan? No tienen excusa alguna pues una de las cosas fundamentales que aprenden en poco tiempo de ti es que tienes una cara que más vale haberse muerto que verla hacer su entrada triunfal.
Estos dos pecan de esa falta total de respeto. A pesar de que uno de ellos, sabe perfectamente de lo que estoy hablando porque también la tiene pero por lo visto, tampoco soy merecedora de tenerla ya que jamás le ha dado la importancia requerida.
Mis demonios, son míos, son parte de mí, no tengo por qué sacarlos a la luz, de paseo o hacerlos públicos como si fuera una virtud poseerlos. Porque no lo es pero al final, están tan dentro de ti que eres parte de ellos. Sin embargo, por mucho que vayamos de la mano, no deseo fundirme ya que perdería inevitablemente la esencia de lo qué y quién soy. Es una lucha constante, máxime si te embargan tantos sentimientos tóxicos como es el odio y el rencor. Suficiente veneno corre ya en mí como para encima tirar todos mis esfuerzos por mantenerme serena e intacta por la ventana y convertirme en lo que siempre juré que no sería. Créeme, cuando te dejas llevar y dejar de nadar a contracorriente, después, retornar supone un sacrificio colosal.
Heredé el pronto de mi familia paterna, sí. Tengo mal carácter, también. La paciencia no está entre mis virtudes, cierto. Entonces, conociendo esos detalles, ¿por qué no te estás quietecic@?
La herida que va rociada con limón como si fuera unos langostinos a la plancha. Me parece genial y realmente, honrado que quieras auxiliarnos en estos momentos tan difíciles....pero que luego vayas rajando por las espaldas tergiversando completamente el asunto y llevándolo a tu terreno para inculparnos a los demás? Si te tuerces, yo me revelo, agradezco tu ayuda pero no te voy a lamer el culo ni hacerte la pelota para conseguir tu favor. Por mucha familia que seas, ese término de apariencia simplona, tiene infinitos significados.
Volviendo a la otra acera, aposté por ti, perdí hasta mi dignidad por el camino sin darme cuenta, fui alguien que no soy por agradarte a ti, te puse por encima de mí creyéndome que de verdad era culpable de todo lo ocurrido. Obviamente, no era consciente de lo que me estaba haciendo a mí misma. Eres diferente, sí, peculiar, vale, atrayente, cierto...pero tienes unos delirios de grandeza, macho, que tienen que erigirte alguna clase de pedestal para ti solo en el partenón de Atenas.
Algo hay en ti que a mí me desorientó por completo. Yo no soy quién equivocadamente crees que soy. Luego, nunca me diste la oportunidad de demostrártelo porque recuerdo que me soltaste que, habiendo satisfecho tu curiosidad, todo lo demás era simple psicología, detalles intrascendentes. Típicas similitudes de gente mundana.
Otra cosa, en esa chapucera red social conocí a otro muchacho que se dedicó, en su día, al transporte de ahí, el tweet sobre las pesadillas con trailers, por la sesión que me metió. De todas formas, gracias por la respuesta, tan amable como de costumbre.
El hecho de que este a las 5 de la mañana desahogándome aquí, soltándolo todo a bocajarro es porque quise decirte absolutamente todo lo que pensaba acerca de tu persona aunque en realidad, no te conociera en absoluto, cara a cara. Donde pudiera vislumbrar las emociones que inconsciente o no, aparecieran en tu rostro. Y no, respaldándote en una pantalla donde tienes por costumbre, darle la vuelta a las cosas. Si las cosas no estuvieran de por sí totalmente arruinadas, faltaba el detalle que tuviste al insinuarme que me creía mierda y no llegaba ni a peo, el concederme el favor de vernos y hablarlo porque, al parecer, como soy como todas las demás o la peor, vete a saber, no tengo ni siquiera el derecho a pedirte nada. Aquí, el amigo que odia que lo encasillen, lo comparen o lo metan en el mismo saco, diciéndome con total convencimiento lo qué era o dejaba de ser, mediante suposiciones totalmente falsas.
Sí, accediste y ¿qué ocurrió después? Aaaah sí, que por situaciones ajenas a mí, hasta en dos ocasiones, en el último instante, te echaste para atrás aludiendo a hechos que sinceramente, no quiero pensar si son verdad o no. La tercera no la cuento porque fue una tomadura de pelo y por si no estuviera quedando claro con el paso del tiempo quién eras, con esa burla, te luciste.
Odio y no tienes ni idea de hasta qué punto, lo que he sentido por ti. Porque, a pesar de todo, te he defendido alegando que eres buena persona, tan sólo que a mí me tocó ver la otra parte. Y aún así, lo que hice fue tan nimio que podría apostar fácilmente a que lo hiciste a propósito para quitarme de en medio.
Y afortunadamente, hoy toda venda que haya podido tener alguna vez bloqueándome la verdadera visión, se ha caído. Jamás, te he deseado el mal, si bien sí que he rogado que te ocurriera alguna situación parecida estando en mi lugar, para que vieras cómo de humillante y denigrante ha sido tu trato.
No pude evitar el sentirme atraída por ti, no lo vi venir pero sé que hice todo lo que estuvo en mi mano para que estuviéramos bien, a pesar de que te resultara tan divertido hundirme, pasarme por encima y creyendo de sobra que no era nada comparada contigo. Y sigues estando equivocado, y no, no espero que lo reconozcas, tu soberbia no te permite ver ésta clase de errores.
Fíjate, al principio pensé que podría identificarte con Marte, después decidí que tu sitio estaba con Plutón pero hoy, con ninguno de los dos. Ambos eran dioses y ambos, a pesar de sus diferencias, tenían valores de los que tú careces, por mucho que presumas de ello.
TE ODIO y no me avergüenza admitirlo. Y apuesto a que te sentirás orgulloso. Ese es tu jodido juego. Siembras enemigos porque así aumenta más tu ego. Yo no soy tu enemiga, de hecho, sé que para ti soy una lacra, que estoy más muerta que viva pero tú...tú eres un fantasma del pasado. Y no sabes cuánto me alegro de que este día, por fin, haya llegado.
¿Sabes? Nunca sabrás lo que opino de ti porque, sí, te di la dirección del blog pero sinceramente, dudo que la hayas conservado y a parte, con la cantidad de púas que te he mandado expresamente dedicadas a ti de forma totalmente indirecta por twitter, te habrás hecho una ligera idea de que no te achicharro vivo porque no tengo un trío de dragones como Khaleesi.
No sabes el tremendo alivio que siento al haber expulsado todo lo que me carcomía por dentro y esperaba ansiosamente a decírtelo para quitármelo de encima, aunque si es por ti, muero con este lastre en la chepa.
Una última cosa y va en serio, cuídate, ojalá te trate la vida bien pero también ojalá te revise las tuercas y te ponga en tu lugar, para algo existe ese jodido mito del karma. Sé feliz.


                                                                                                                                     Hasta siempre.

miércoles, 23 de abril de 2014

Romano arrogante.

¿Qué puedo decir?
Sobran las palabras cuando has demostrado con creces cuán arrogante y cruel puedes llegar a ser. Supongo que creí que el tiempo enfriaría tu agrio temperamento y tu injustificada actitud. Me equivoqué.
Erré al creer vislumbrar luz donde solo había oscuridad.
No sudé sangre pero peleé exhaustivamente para que volviéramos a estar como antes, tan solo que se hace muy cuesta arriba cuando te rechazan, te humillan y te tratan como si no valieras un penique frente a un trono tallado en oro.
Pude haber metido la pata pero a pesar de ser una persona francamente, orgullosa, no tardé en ofrecer mis disculpas, que a su vez dieron pie a que aprovecharas esa situación para inculparme de cosas que a día de hoy, sigo sin entender y regalarme esa magnífica visión tuya de los hechos basándote en suposiciones y tergiversando mis palabras hasta límites insospechados.
Me he cansado de poner la mejilla, sinceramente, puedes proclamar a los cuatro vientos lo que eres, quién eres, lo que no aclaras es que tu personalidad varía según la persona.
Que te quede claro que no tienes nada a lo que aferrarte para excusar tu comportamiento tan denigrante. ¡Ah!, cierto, olvidaba que tu soberbia afirma que, en ningún momento, ofendiste ni te pasaste de listo. Tú nunca has roto un plato, todo lo que haces tiene su explicación...pues perdona que te lo diga, pero lo que tú tienes son muchos delirios de grandeza y tantas leyes que pareces una dictadura.
Quizás seas buena persona, fíjate hasta hace nada era yo misma la que defendía esa postura pero el tiempo, el paso de los días, lo que llevo observado, me ha demostrado que no eres quien dices ser.
Sin embargo, no te estoy juzgando...más bien, te estoy definición en base a mi experiencia, para hacer de juez ya estás tú que ya he visto que conmigo se te dio de lujo, colega.