sábado, 31 de enero de 2015

Ojos de búho medio chiflado.

Amaneceres de miradas cansadas, hastiadas, nostálgicas y sueños que no visitaron la noche, dejando un rastro de amargura con sed de descanso profundo ininterrumpido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario