domingo, 15 de marzo de 2015

Mea Culpa.


En algunas ocasiones, soy un disco rayado, al más puro estilo los éxitos del verano 2001.
Como una cinta a la que le tienes que meter la punta del boli bic para que rebobine y vuelva a comenzar.
Últimamente, ando escasa de habla y si alguna vez, has probado a montar las claras de los huevos...bien, el estado de mi mente se define en la espesura blandurria que la caracteriza.
Recuerdo quién he sido pero he sido tantas veces tantos disfraces para ocultar una identidad que me negaba a descubrir por razones desconocidas.
Tengo una ligera idea de por dónde andaban mis metas y grandes sueños, agudizo la mirada casi achinando los ojos entreviendo sus huellas, ellos avanzan hacia adelante, escalando, abriéndose paso...mientras que yo, en vez, de ir acompañándolos observo cada vez más distante cómo se alejan.
Me crecería la nariz si afirmara que todavía puedo vislumbrar con la misma claridad que antaño las emociones de las personas que fluctúan a mi alrededor. No he perdido capacidad de observación, sigue latente, lapidada bajo el peso de cientos de pensamientos, recuerdos y emociones tan contradictorias como hilvanadas.
Soy abstemia y vivo mis días emborrachada de toxinas transformadas en una memoria envuelta en papel de horno.
Con frecuencia, busco con tanto ahínco el antídoto, mi centro personal de rehabilitación que tanta exasperación provoca la atención de las migrañas, de los dolores que acuden ansiosos por meter el morro a ver qué se cuece y qué milagro pueden obrar.
Mañanas en las que todo lo que sé lo pongo en duda, donde una semilla pone en jaque todo conocimiento. 
Agolpadas como consumistas desesperadas en el primer día de rebajas, las preguntas luchan por levantar un trono en honor a la confusión, quiero respuestas y obtengo más acertijos...

La confianza se gana y no pienso ponerme a hornear magdalenas integrales con extra de soja para chantajear a tu estomago famélico, prefiero el método de la vieja escuela. 

No soy ninguna maceta de geranios ni tú ningún gnomo de jardín, de hecho, cuando están un tiempo a la intemperie tienen aspecto inquietante con sus antiguos rostros sonrientes algo endemoniados. Los geranios no me gustan ni los claveles, por ser sería una mata de agrillos o de "conejito" ( Antirrhinum majus o también conocida como Boca de Dragón) si después de ser una exquisitez para la descendencia de las moscas y/o una fuente inagotable de malas hierbas de esas imposibles de arrancar tuviera que transformar mi materia y renacer, por lo menos, que fuera con olor a infancia.
(Y ahí va la persiana enrollándose como un chicle goomer....)

En serio, pongo cara de bulldog inglés con ojitos de cachorro arrepentido que sabe que la acaba de liar con los hoyos aún sabiendo que su punto fuerte no es ayudar en labores de jardinería. 
Lo siento. 
Siento si te ha ofendido mi actitud arpía de antes, siento si te he enseñado los dientes y me he puesto a gruñir creyendo que llevo razón. Soy cabezona sí pero no ciega. Aunque sí sorda pero esa es otra historia...
No pretendía que te sintieras herido u ofendido (dado tu álter ego vaya uno a saber cuándo sale en escena si tenemos en cuenta que le hablo a una pantalla de ordenador o móvil según la hora). 
Eeeeh....dicen que es más sencillo escribir cuando te respaldas tras un teclado que pronunciar lo que te ronda de tú a tú. No es fácil ninguna de las dos cosas, la última, directamente, no es una opción viable. 
Como bien sabes y espero no tener que hacer gala de mi corazón de estalactita muy a menudo, me importas hasta tal punto de que quiero, realmente, que seas feliz sea lo que sea para ti la felicidad. Tanto si es aquí como en Madrid como en Machupichu, me da igual, si tú te sientes bien, yo me doy por satisfecha. 
Para mí, eres un buen amigo y si bien no soy alguien que confíe en las personas, no digamos en los hombres, contigo por la razón que fuera lo hice, lo hago y...espero seguir haciéndolo.
Mi motivo de alarma (y también de alegría) viene como causa de anteriores....¿historiales? No te estaba juzgando, patas de palillo, en realidad, me agradas aunque te odie. Lógica femenina, sep. 
Mi temor no es infundado, of course, pero si estamos bien, ¿por qué tienen que cambiar las cosas? seguramente, también te estarás haciendo la misma pregunta incluso "¡¿pero de dónde te has sacado que voy a cambiar?! O.o" El amor os (nos) vuelve gilipollas hasta límites insospechados, ¡¡crees que lo tienes todo bajo control hasta que se te va la perola y pierdes el norte!! O_O" es una enfermedad, un riesgo biológico, sí, sí....y lo más chungo es que no existe una vacuna contra la estupidez pero para ninguna de sus múltiples formas, lástima, si existiera el mundo sería un lugar más agradable.

Ok. En definitiva, pese a todo, quiero seguir conociéndote y tengo libre derecho - y si no esconde la mano derecha - a que sigas conociéndome. Sé que eres un mendrugo de pan con tus defectos, claro, Apolo también los tenía pero lucir eso en los libros no les beneficiaba en absoluto a los historiadores. Y yo soy un fenómeno natural similar a un carámbano. ¿Quién es el loco que dice que no hay reciprocidad?
Bueeeeeno, tras mi derroche de...de cosas sin nombre, todo dicho. No es un "tengo miedo a perderte" porque suena a una canción de Teen Angels y a comedia romántica y no, no, yo no piso arenas movedizas que con lo torpe que soy fijo que me ahogo engullendo granos de arena de vete a saber su procedencia. ¿Me dolería? Sí. ¿Planearía mi venganza contra los hombres desde el mundo de los muertos? Sí. ¿Seguirías jugando al Street Fighter tras mi golpe de estado? Desde luego, estarías cagando carcasas de los juegos de aquí a que saliera la edición limitada del Tekken....eeeh XV. 

No, en serio, todo bien por mi parte (^_^) tengo que lidiar con mi particular estercolero y dejar de ir soltando juicios prematuros. Total lo único que sería para enmarcar es terminar digievolucionando y mostrando interés por el running y los runners ya para terminar con un final más en plan de "Toma!! Tragate tus palabras!! ZAAAS!!" salir con un aún más patas de palillo que tú sin el cabello largo y al que le encanta la música electrónica. Te juro que como vaya por ese camino me paso al pádel y a zumba.

Ea:

* Si todo chachipiruli por tu parte deja comentario, se agradecerá. 
* Si todo de culo y bajando deja comentario en dónde ya sabes que no se agradecerá pero me dará una oportunidad de estrenar el bate de béisbol. 

¡Doomo arigatoo por leer(me) y de nuevo, gomennasai!

PD. Si lo he escrito mal, reporta a la página, yo lo he copiado tal cual jum. 

1 comentario:

  1. ¡Esta entrada me ha encantado!

    Me ha salido una sonrisa mientras la iba leyendo. Eres una persona especial, tienes algo único que te hace diferente....aaaaaah, ojala tuviera tu capacidad para poder expresarme como quiero.

    ¡Y quien iba a decir no hace mucho que acabarías diciendo lo siento en publico! ¿Como cambian las cosas, verdad? ; )

    No te preocupes, siempre estaré para darte el follón. Con lo que eso me gusta a mi xD

    ResponderEliminar