miércoles, 27 de mayo de 2015

Desenvainando en cero coma.


Aquí estoy mirando con gesto de desagrado e impaciencia el monitor, sobran las ganas de estrellar el puño contra él.
El pc está tan para el arrastre que si lo redujera a patadas no notaría la diferencia y todavía iría en busca de algo más grande (e inerte) para seguir descargando.
Estoy tan sumamente colapsada que las palabras se me escapan, mi cuerpo parece no recordar cómo se escribe en un teclado, curioso que se esté jugando la vida porque en un chispazo salen las teclas disparadas a China.
Hoy no hay prosa melancólica, versos o poesía desbordada, lo que aquí se siente son ganas de hacerle un favor al mundo, a mí misma y liarme con una limpieza "medioambiental" o lo que es lo mismo, borrar del mapa la lacra que me cruce por el camino sin miramientos y con agonía garantizada.
Sospecho que lo único que me mantiene escasamente cuerda, es la visita inesperada del sentido común recordándome que en este país la justicia es un cuento para niños, una leyenda donde no existen, a día de hoy, suficientes fuentes para demostrar su existencia. Eso y que, en la cárcel, uno no tiene intimidad para cagar.
Desconozco si el psicólogo llegará a tiempo de verme aparecer por el umbral de su consulta, tanto tiempo necesitando ayuda desesperada de un loquero para que después de toda la diatriba verbal...te acabe soltando con voz y postura profesional frases de Paulo Coelho. ¡Qué daño siguen haciendo las universidades privadas dónde catetos que no han dado palo al agua en su vida reciben un título a cambio de un suculento fajo de billetes! Y así terminan, trabajando en lugares donde no tienen la menor idea de cómo desenvolverse pero que les asegura sus niveles de calidad de vida.

Para ejercer ciertos puestos de trabajo, deberían realizarse cuántas pruebas creyeran necesario para evaluar a fondo a esa persona y observar si su preparación cumple con las exigentes expectativas, porque luego nos encontramos al vacilón del guardia civil, el chuloputas del policía que pasa su tiempo dando paso en un semáforo en una calle donde el tráfico nunca ha oído hablar de "embotellamientos". El que supuestamente vela por tu seguridad y te aconseja que si un ladrón desea entrar en tu casa para desvalijarla e ir repartiendo hostias y amenazas, le abras la puerta y le ofrezcas un café a cambio de que no te rajen el cuello ni hagan daño a su familia. Tranquilamente, si aún está a disgusto el "buen hombre" cogemos el coche, nos acercamos al cajero más cercano como si fuera un buffet libre. Habrá que suplicar clemencia todavía para que no te acabe denunciando y después de llevárselo todo, tengas que ir a juicio por daños y prejuicios, enardecimiento del terrorismo y en el proceso, se haya visto afectada la integridad del buen chorizo.

Osea, que no nos basta con vivir en un país de pandereta donde la corrupción campa a sus anchas con total impunidad, donde se defiende al hijo de puta (cuánto más grado de hijoputismo tengas, más respaldo tendrás ante la ley), se castiga severamente al inocente que lo único que habrá hecho es pedir justicia o robar una barra de pan en un supermercado porque tiene 4 churumbeles viviendo debajo de un puente y todos conocemos o deberíamos hacerlo, el poder del amor materno. Cuatro años de prisión y una multa de 600.000€ . Político que hunde, junto con sus secuaces, el país, chupa de todos los botes posibles, roba con la cara descubierta miles de millones de € y ahorca a sus ciudadanos mediante leyes absurdas para sacarles la sangre de las venas si fuera necesario, para hacer frente a una deuda que han provocado ellos. ¿Juez que investiga el caso y no atiende a sobres de gran envergadura rebosantes de billetes? A la puta calle y con juicios. Desaparecen las pruebas. Se sacan otro juez del bolsillo...comprándolo previamente, y ¡eureka! a la calle de rositas, no lo coronan santo patrón porque sería muy cantoso pero a cambio, sale con un expediente impecable liberándolo de toda fechoría que haya podido cometer.
"¿¿Yo?? ¡La culpa al de al lado! ¡Fulanito!. Ya veis cómo se las gasta su partido, qué sinvergüenzas, nosotros que velamos por todos vosotros asegurándoos un futuro de transparencia y oportunidades para todos....¿oye tú? ¿qué haces metiendo la cabeza dentro de un contenedor? para comer ¿dices? ¿y viviendo en la calle? 700€ de multa y dime dónde es el trozo de acera dónde te alojas que te echemos inmediatamente, estás ensuciando la imagen de nuestra ciudad libre de delincuencia y zarrapastrosos como tú mendigando en las puertas de los comercios, ¡vaya cara dura que tenéis!" Así todos los días.

¿Recortes en educación? ¡Fundamental! Osea, ¿quién necesita librarlos del analfabetismo si luego no podremos dominarlos y se nos revelarán? ¿Se nos revelan? Perroflautas. Hostias a porrillo de los antidisturbios en manifestación pacífica.
Con tanto tijeretazo aumentaron los casos de acoso escolar, de pequeños delincuentes que años después terminan echando puertas abajo en Hermano Mayor, de aquellos que no salen en la televisión pero protagonizan todos los días saraos por las calles, la policía los tiene fichados y hasta ahí llega su trabajo. De peleles que por ser hijos o familia de famosos tienen su bandeja de plata preparada para seguir viviendo de poner a caldo a gente que ni nos viene ni nos va en programas de televisión que, a parte de ser humillantes, ofensivos a simple vista y totalmente absurdos, se están financiando con dinero público...y el único beneficio lo saca la cadena de recoger inútiles con afán de super estrella de las calles para convertirlos en su suministro de billetes contados. ¿Gran Hermano, Gandía Shore, MHYV, Sálvame Deluxe? ¡Sí, hombre! Son el colmo de lo educativo y ejemplo a seguir. ¡Los cojones! Toda esa gentuza luego va deambulando de cadena en cadena hablando de su "super" vida la cual nos importa un carajo y cobrando un dineral, total lo único que tienen que hacer es abrir la boca y cascar como si fueran los putos amos del mundo para entretener a cuatro payasos. ¿Supervivientes? Están en una isla...cobrando cada uno por cada semana una cifra de 4 ceros o más, total para hacer el ganso fingiendo que son náufragos y puedes creerme que si, por algún milagro, terminan perdidos en una isla en medio de la nada....esos son carne de cañón, todavía no he visto a la excelentísima hija de la Pantoja hacer algo más que sujetar un peluche.

Podría tirarme toda la noche desahogándome a gusto sobre el progreso del siglo XXI.
Por el contrario, voy a ver si me paso de la cuenta con los ansiolíticos y me libro de ver tanta degeneración en auge.






martes, 26 de mayo de 2015

No return.


Llega un momento en el que o pones cientos, miles de kilómetros de tierra, mar, océanos y continentes de por medio o tocas tanto fondo que te pueden dar por muerto.
Quizá, lo único que te puede salvar de ti mismo es coger la mochila e ir en busca de la vida que no has vivido, de cambiar las reglas del juego, la baraja entera si hiciera falta con tal de volver a respirar. 



viernes, 15 de mayo de 2015

Rbk

Olvidas que por mucho que proclame entre risas que soy inmortal...no lo soy.
No dejo de ser una mundana, una estática, una muggle, una persona con una imaginación digna de pintar, de tejer, cocinar o sentir.
Hace demasiadas lunas que Morfeo me declaró la guerra y hace otras tantas que mis sueños prohibieron la entrada al descanso y la sanación.
A veces pasas por alto que no soy psicóloga, psiquiatra ni siquiera terapeuta, mis consejos se versan en mi filosofía y experiencia, en mi perspectiva, en mi observación detrás de las burbujas. En ocasiones, me convierto en el alfíler que explota los globos a reventar de ilusiones y fantasías que no llevan a buen puerto, que están destinados a estrellarse en la ingenuidad y la desesperación.
Crecer supone esfuerzo, sacrificio, valor y voluntad para dejar atrás lo que te impide avanzar, para analizar antes de volver a tropezar, cambiar el rumbo cuantas veces sea necesario para alcanzar tus deseos tan anhelados.
Madurar es amarte, respetarte y aceptar el desafío que supone vivir. Ir de cabeza a un futuro que aún no existe, avanzar con paso firme y la mirada en el frente superando los contratiempos del presente, es construir tu existencia desde los cimientos, fortalecerte tras las innumerables caídas y jamás dejar de aprender, atesorar y cultivar conocimientos.
Esquiva como nunca, dedico las horas a reflexionar, a dejar fluir la maraña de pensamientos enredados con intrincados nudos a modo del cable de los auriculares. Abrirme los sesos para desentrañar la muerte perecedera que reside en mí, remover con tiento, cuchara de madera, un ojo abierto y una mueca de total desagrado lo vivido para intentar doblarlo como si fuera una manta, un tapiz que debo y deseo guardar en un cajón hasta el final de mis días.

A veces...
A veces no tienes en cuenta que ya no soy la que recuerdas, conoces y aprecias.
A veces no entiendes que decidí colgarme de la rama de una higuera boca abajo mientras profundizo en la búsqueda del quién, del cómo y hacia dónde.
No me odies por preferir la soledad al bullicio, el silencio a las largas charlas, la escritura antes que el habla, la compañía de la naturaleza a la de estar rodeada de personas y sentirme incompleta y descartada.
Antes callo que quejarme, antes medito que soltar mis problemas entre tartamudeos, antes me marcho que oír opiniones que no he pedido ni me importan.
Hago mía la indiferencia, la llevo a mi terreno, no me preocupan las personas vacías que hay a mi alrededor, más bien me inquieta mi actitud hacia ellas.
Hoy sigo estudiando mi salida por la puerta grande de éste via crucis que aún llevo a mis espaldas.
Miro por mí porque ayer miré por todos, mi lealtad pertenece a aquellos que supieron valorar el vínculo, no obstante, aunque no me veas sigo observando en la distancia.