domingo, 6 de diciembre de 2015

Tic, Tac.

Yo no estoy, ella no está.
Llevamos tiempo así.
Entonces, 
¿cuando yo esté, ella estará? ó ¿cuando ella esté, yo estaré?
¿y si nunca llegamos a estar ninguna de las dos?.
Podría llegar a darse el caso de que estuviéramos las dos pero, en realidad, estuviéramos tan lejos la una de la otra que sería imposible volver a juntar los engranajes de lo sumamente oxidados que estarían. 
Se podría intentar, ¿no?.
Pero, ¿y si ninguna hace el amago siquiera?.
Ella no está, yo tampoco pero tenemos que estar. 
¿Cómo?


No hay comentarios:

Publicar un comentario