domingo, 6 de noviembre de 2016

Ojalá nunca te hubiera conocido.

Si fuera fácil, hace tiempo que hubiera abandonado.
Si me lo hubieran dado todo en bandeja, picado como para alimentar un pichón ya me hubiera aburrido.
Y si no creyera que merece la pena, no estaría pacientemente esperando.
Bien es cierto que recorreré mundo, haré voluntariado aquí y allá y envejeceré en un pintoresco pueblo de Escocia pero antes, antes de emprender el vuelo quiero...conocerte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario